Cerruti arremetió contra Menem: «Desguasó el Estado, no se construye democracia sin memoria»

La diputada nacional del Frente de Todos, Gabriela Cerruti, pidió que dejen de llamar «demócrata» al expresidente Carlos Saúl Menem luego de que la dirigencia política lo despidiera con diversos mensajes en redes sociales.

«Dejen de decirle demócrata al presidente que cambió la Corte Suprema para garantizarse impunidad, voló un pueblo para tapar la venta de armas, encubrió el asesinato de José Luis Cabezas y nos metió en el conflicto de medio oriente por el que volaron la Embajada y la AMIA», escribió tajante la diputada nacional del Frente de Todos.

En un mensaje a través de su Twitter, la diputada kirchnerista advirtió que Menem «desguasó el estado argentino, entregó los fondos de jubilación y dio nacimiento a la corrupción estructural en la Argentina. Todo apoyado en el terror a la vuelta a la hiperinflación y el hechizo de la convertivilidad».

«Menem fue la continuidad del plan económico liberal de la dictadura y la verdadera causa del estallido económico y social del 2001. Fue elegido diciendo que iba a gobernar para los pobres y lo hizo aliado de Alsogaray y Bunge & Born. No se construye democracia sin memoria», alegó.

También lo cuestionó por otras políticas durante su gestión: «La reforma educativa de los noventa destruyó la escuela pública de la que estuvimos orgullosos por décadas y todavía no pudimos recuperarnos. Nos quedamos sin ferrocarriles y nos inundamos de Cuatro por Cuatro, jet set y cocaína. Es el presidente de los indultos», sentenció la legisladora.

Cerruti, que fue autora de El Jefe, un libro sobre Menem, la periodista y escritora también advirtió:

«La sociedad fue rehén del terror a volver a la hiperinflación que había hecho estallar al gobierno radical y de los créditos y las cuotas en dólares que le hicieron vivir un efímero paraíso de consumo primero para ser después una soga al cuello».

Y agregó: «Pero fue el modelo neoliberal y la convertibilidad lo que cambió la estructura social y económica de la Argentina. Por eso los políticos se fueron, pero los economistas siguieron en el gobierno de la Alianza y del Macrismo».

«Entiendo el protocolo y la necesidad de ser políticamente correctos. Yo crecí denunciando y combatiendo a quien tuvo el poder hegemónico más grande en democracia, traicionó el contrato electoral y nos sumió en una crisis de la que aún no terminamos de salir. No voy a cambiar hoy», sentenció Cerruti.

Deja una respuesta