Luego del anuncio de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sobre el proyecto que impulsa la instauración de un Servicio Cívico Voluntario en Valores, dictado por la Gendarmería Nacional, el bloque de legisladores del FpV, con Gabriela Cerruti a la cabeza, presentó un proyecto de ley que demanda la nulidad del Servicio, alegando que «el dictado de este acto administrativo se inscribe dentro del paradigma de seguridad y control social que viene impulsando el Gobierno Nacional, mediante la proliferación de medidas de ‘mano dura’ principalmente desde el Ministerio encabezado por Patricia Bullrich».


Luego de las duras críticas por parte de la oposición al anuncio de la ministra, la presentación de este proyecto es una formalidad acorde a los procedimientos establecidos por el Congreso Nacional, entendido como una «fábrica de consensos» a través del que todo acuerdo o desacuerdo tiene que transitar para poder convertirse en un agregado de calidad institucional.

En el proyecto presentado por Cerruti, se argumenta que «se pretende que una fuerza militarizada discipline a los/as jóvenes sin especificar de qué modo esto se realizará», asociándolo a la llamada «colimba» que fuera instalada en otros tiempos en la Argentina.

«Además, se habilita a las dependencias de la Gendarmería a implementar este servicio desde el momento mismo de la publicación de la Resolución en el Boletín Oficial, sin establecer de modo preciso cómo se efectivizará dicha puesta en marcha ni cuáles son sus limitaciones», agregan los legisladores en dicho proyecto.

El mismo cuenta con el apoyo de los diputados Verónica Mercado (Fpv-PJ – Catamarca), Mónica Macha (FpV-PJ – Buenos Aires), Guillermo Carmona (FpV-PJ – Mendoza), Silvina Frana (FpV-PJ – Santa Fe), Julio Solanas (FpV-PJ – Chaco), Francisco Furlán (FpV-PJ – Buenos Aires) y Araceli Ferreyra (Movimiento Evita – Corrientes) y fue girado a la comisión de Seguridad Interior.

Compartinos: