La presidenta Cristina Fernández cambió su interpretación respecto al fallecimiento del fiscal Alberto Nisman. Vía internet realizó una misiva en la que considera que «la verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del Fiscal», descartando la hipótesis del suicidio que había presentado en primera instancia.

En el texto, CFK indica que, a su juicio, la interrupción que hizo Nisman de sus vacaciones está vinculada con la influencia de otro sector. «Lo hacen volver sólo para denunciar algo que sabían no tenía sustento y que no podía perdurar» y «lo usaron vivo y después lo necesitaban muerto. Así de triste y terrible».

La jefa de Estado aclaró que esta es la segunda carta que escribe tras «haber conocido finalmente el texto de la denuncia, al igual que el resto de los argentinos» y plantea que hay «interrogantes que se convierten en certeza».

Para Fernández, «la acusación de Nisman no sólo se derrumba, sino que constituye un verdadero escándalo político y jurídico. Y ahí está una de las claves. El Fiscal Nisman no sabía que los agentes de inteligencia que él denunciaba como tales, no lo eran. Mucho menos que uno de ellos había sido denunciado por el propio Stiuso».

Compartinos: