La vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner regresó a la Argentina desde Cuba, hacia donde viajó el 28 de diciembre para celebrar el Año Nuevo con su hija Florencia, quien está allí desde marzo de 2019. CFK regresó para encarar la agenda del Senado nacional que prevén que arranque a fines de enero.

Luego de 15 días en Cuba, finalmente la vicepresidente de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, regresó este domingo 12/01 a la Argentina para encarar lo que será las sesiones extraordinarias del Senado nacional.

CFK llegó por la noche al aeropuerto internacional Ministro Pistarini, en Ezeiza, en un vuelo de línea, luego de haber viajado a la isla el pasado 28 de diciembre para pasar el Año Nuevo con su hija Florencia.

Este fue el octavo viaje de la vicepresidente a La Habana para visitar a su hija, quien se encuentra allí desde el 7 de marzo de 2019 por cuestiones de salud.

Luego de su llegada, CFK se reunirá en los próximos días con el jefe de la bancada oficialista, José Mayans, con el fin de definir la agenda en la Cámara Alta, ya que hasta el momento, no han decidido todavía una fecha para sesionar, ni tampoco hay una agenda definida.

A pesar de que CFK coordine con José Mayans la agenda de temas y fechas, los senadores tienen pendiente y listo para ser abordado, el tratamiento del pliego de Miguel Ángel Pesce como presidente del Banco Central y de otros miembros del directorio de esa entidad, tema que seguro abarcarán en la primera sesión, que será, seguramente, a fines de enero.

La vicepresidente ha enfocado sus esfuerzos políticos en el Senado, y es que haciendo el balance del primer mes de gestión, CFK visitó la Casa Rosada solo el día que asumió Alberto Fernández para participar de los festejos.

Incluso, fuentes de la Rosada aseguran que el despacho de CFK en la Casa Rosada «fue ocupado para otras tareas», ya que la expresidente concentró todos sus esfuerzos en el área institucional que tiene a su cargo, es decir, en la presidencia del Senado.

Compartinos: