«Chicanas» y largos discursos en tono al significado del término «consenso» marcaron la jornada en Diputados

Como era de esperar la Sesión de la Cámara de Diputados estuvo cargad de momentos tensos, en un debate arduo, donde oficialismo y oposición no dejaron pasar oportunidad para “chicanear” y repartir acusaciones de un lado al otro.

La jornada comenzó con un picante cruce entre el presidente del cuerpo, Sergio Massa y la diputada de Juntos por el Cambio, Mariana Stilman. Sucede que la funcionaria, presente en el recinto pero sin dar quórum, quería tomar la palabra sin respetar el orden dispuesto.

La situación hizo necesaria la intervención de Masa que le espetó “Ponga el dedito diputada (en clara alusión al registro por huella digital), regístrese y hable”.

Massa también cruzó al diputado de Cambiemos, chicaneó al diputado macrista Waldo Wolf quien gritaba desaforadamente para insistir en su idea de impugnación de la sesión por considerarla ilegal: «Diputado Wolf siéntese que igual sale en la tele lo mismo».

Al momento de tomar la palabra, minutos después, Wolf volvió al tema al comentar “si no vamos a la televisión nos invicibilizan”

Otro de los puntos de debate fue la utilización del término “consenso”. Para la oposición, citando a la RAE implicaba “Acuerdo producido por consentimiento entre todos los miembros de un grupo o entre varios grupos” en tanto el oficialismo hacía hincapié en que “no implicaba el termino la unanimidad” y que por tanto la Sesión si se daba por “consenso”.

Sobre este punto se refirió la vicepresidenta del Frente de Todos, Cecilia Moreau, al momento de tomar la palabra “Es cierto que no tiene consenso”, admitió, desatando los aplausos de pie de los integrantes de Juntos por el Cambio que estaban presentes. “Pero también es cierto que tiene amplia mayoría en la firma de los presidentes de bloques. Los únicos que no firmaron ese acta fueron los presidentes del interbloque Juntos por el Cambio”, agregó.

Luego dijo sobre la palabra consenso: “Es cierto que no es la definición de que estamos todos de acuerdo, pero también es la mayoría de las voluntades acompañando. Lamentablemente el marco de la pandemia y la extensión de esta enfermedad no solo no retrocedió, empeoró y lo vivimos con preocupación”.

“Se requiere seguir sesionando de manera mixta, no solo para cuidar a los trabajadores y trabajadoras de esta casa, sino para que no sean restringidos los derechos de aquellos diputados que no pueden participar porque están en enfermedad de riesgo, situaciones familiares”, continuó y resaltó que el sistema remoto “funciona”.

Por su parte, desde el Frente de Izquierda, Romina Del Plá discrepó con la presencialidad, “sobre todo cuando hay 10 mil contagios diarios” y calificó como “una medida irresponsable la de copar el recinto, comprometiendo a los trabajadores”.

Otro de los discursos que destacó fue el de Luis Di Giácomo, de Juntos Somos Río Negro, quien denunció que desde Juntos por el Cambio “se negaron” a renovar el protocolo “para que podamos seguir trabajando”. “Las minorías no le pueden imponer la agenda al oficialismo. Las minorías tenemos que controlar, exigir, y acompañar, en especial en esta situación de crisis”, subrayó. Además, aseguró que se estuvo por llegar a un acuerdo, pero la principal bancada opositora renunció a ello cuando “hubo un llamado…quizás de algún país extranjero, de Washington, de Zurich”.

Quien tuvo un enérgico discurso fue el oficialista José Luis Gioja quien felicitó a Massa “por la paciencia, por estar ocho horas escuchando a quienes no quieren escuchar, a quienes creen que son los dueños de la verdad, a quienes se toman el atrevimiento de decir cosas que nada tienen que ver con la realidad”.

Y levantó el tono al exclamar: “¡Déjense de joder, muchachos! Aquí el pueblo decidió y tenemos que gobernar y vamos a gobernar. No nos pongan piedras en el camino. El Parlamento va a sesionar como ha venido sesionando por más que ustedes quieran imponer reglas que no existen”.

Leopoldo Moreau, fue otro de los oficialista que tuvo un duro mensaje al acusar que Juntos por el Cambio está “utilizando la pandemia para extorsionar al Congreso”.

“Han venido con la decisión de impedir el funcionamiento del Congreso” sostuvo y añadió que “evidentemente hay decisiones, iniciativas parlamentarias, que los incomodan mucho”, como el proyecto de aporte solidario y extraordinario, que opinó les genera “un dilema muy difícil”.

“Juntos por el Cambio ha renunciado a la política para subordinarse a una agenda de poder”, expresó el legislador del Frente de Todos y cargó que “ellos no quieren ninguna reforma judicial, quieren mantener a la justicia como bastión de sus privilegios”.

Lejos de poner paños fríos, la bonaerense Mónica Frade, de la Coalición Cívica, no se quedó atrás en su discurso al manifestar que “Esta es un sesión sin quórum y, por lo tanto, esto es como una reunión de amigos”, incluso ironizó y llamó a Cecilia Moreau -quien presidía en ese momento- como “señorita Moreau” porque “el único presidente que tenemos” es el reglamento, afirmó.

Sin dejar la ironía de lado, agregó que iba a decir “algo que papá Moreau ya dijo”, cuando Cecilia Moreau -hija del diputado- la interrumpió: “Diputada le voy a pedir por favor que no sea irrespetuosa”. “¡Ustedes están dando un golpe institucional en el Parlamento. Y esto no va a quedar acá, esto va a ser denunciado”, remarcó Frade.

En otro discurso dramático y terminal, Omar de Marchi, del PRO, no dudó en comparar a Argentina con Venezuela y Cuba para después decir que el gobierno nacional tiene «encerrados» a los argentinos, «silenciados» a los medios y «sometidos» a los gobernadores. No le faltó nada.

El «machismo» también fue parte del debate. Al momento de exponer, el diputado por la UCR, Álvaro Lamadrid se refirió varias veces como «presidente» cuando refería la Diputada Cecilia Moreau e incluso como «vicepresidente» al hablar de Cristina Fernández.  Esto ameritó la corrección de Moreau, que presidia la sesiona: «se dice presidenta o vicepresidenta diputado» a lo cual, en modo eufórico el funcionario espetó que «se dice presidente, como así se dice estudiante», frase que implicó el «no sea machista Diputado» de la funcionaria.

 

Deja una respuesta