Chubut fue protagonista  de un escándalo durante las últimas horas tras dar a conocer la situación económica de la provincia.

El gobernador Mariano Aricioni anunció de manera errónea que no hay fondos para pagar la deuda la provincia que este año debería afrontar por 120 millones de dólares aproximadamente. En ese contexto Arcioni dijo que pediría autorización a la Legislatura para avanzar en una “reestructuración”, pedir que la ratificación del Pacto Fiscal y la Ley de emergencia económica.

Horas más tarde, los títulos en dólares de la provincia se desplomaron 6% por la declaración del gobernador.

El funcionario aclaró que en esa sesión especial el Poder Ejecutivo provincial no pedirá autorización para emitir un nuevo bono de endeudamiento sino para “poder avanzar en la reestructuración de la deuda”.

Arcioni debió admitir que la situación fiscal de la provincia no es óptima y que pidió “reestructurar” la deuda, pero que la intención siempre fue “refinanciarla”. El uso erróneo de la palabra “reestructuración” hizo que los bonos internacionales de la provincia denominados en dólares cayeran fuerte en el exterior.

La situación se hizo insostenible,  tanto que desde la gobernación de Chubut debieron aclarar: “Lamentamos la confusión que se ha creado en los medios y círculos técnicos, pero el Ministerio de Economía y Crédito Público quiere dejar perfectamente claro que no existe riesgo alguno de declaración de default, que Chubut ha venido cancelando todos sus compromisos en tiempo y forma incluso reduciendo en los últimos meses su Programa de Letras en circulación de los 188 millones de dólares en emisión a mediados de 2017 a los actuales 115 millones”.

Pablo Oca,  ministro de Economía y Crédito Público de la provincia de Chubut expresó que “No hay posibilidad alguna de que la provincia declare un default” y agregó “Chubut ha venido cancelando todos sus compromisos en tiempo y en forma”

“La utilización del término reestructuración para una eventual refinanciación de algunos de sus pasivos tendientes a lograr mayor plazo o mejorar condiciones quizás llevó a confusión de lo que se quiso explicar”. Y señaló en ese marco que “la deuda provincial está representada principalmente por títulos públicos, los que se encuentran suficientemente garantizados por recursos derivados de las regalías hidrocarburíferas”.

Por otra parte, Oca reveló que “si bien se están analizando algunas propuestas de refinanciación mediante la ampliación de plazos de algunas deudas, ello se encuentra en etapas preliminares no pudiendo darse precisiones de tasa o plazo”.

En su parte final, el comunicando señala que “no hay nada que suponga una modificación negativa en las condiciones de su deuda, sino todo lo contrario atento que los recursos que hoy garantizan la misma muestran perspectivas superiores a las observadas en el último año”.

 

Compartinos: