Clubes barriales como escuelas

Tras las fallas en el sistema de inscripción online y la falta de vacantes en escuelas públicas de la Ciudad, el diputado porteño del bloque SUMA + Juan Nosiglia presentó un proyecto de ley para que los clubes de barrio den una parte de su predio para instalar aulas.

La iniciativa propone que el Ejecutivo porteño realice una “convocatoria pública a los clubes deportivos y sociales” y que se presenten con la documentación requerida ante el órgano competente que designa el Ministerio de Educación para la recepción y evaluación de las propuestas”.

El convenio entre las partes detallará las responsabilidades de cada una y el espacio físico que cederá el club.

Además, se indicará “el programa de adecuación edilicia de la institución para cumplir lo establecido por el Capítulo seis del Código de Habilitaciones y Permisos (Ordenanza Nº 33.266), que prioriza  aulas y sanitarios, indicando la fecha de inicio y finalización de la obra a cargo del GCBA, acorde al calendario escolar”.

Para que la institución preste servicio “tiene que tener el aval de su Comisión Directiva para la firma del convenio” y debe “tener documentación que acredite la aprobación del uso de las instalaciones para la ejecución del proyecto educativo según las normas de cada institución”.

También, los anexos serían aulas escolares, espacios recreativos, sanitarios y otros espacios convenidos. Y puntualiza: “las áreas cedidas por las instituciones serán de uso exclusivo para las actividades escolares”.

El personal para la prestación del servicio educativo de cada convenio será designado por el Ministerio de Educación porteño y dependerá de dicha cartera. A su vez, la iniciativa aclara: “finalizada la prestación en el club barrial, el plantel docente y no docente se desempeñará en el establecimiento educativo construido o ampliado para cumplir el plan de obras”.

Como contraprestación por los servicios prestados, la cartera de Educación, que además es la autoridad que aplica la ley, “hará obras complementarias que mejoren la infraestructura edilicia de los Clubes y sean de interés a la comunidad barrial”.

La financiación pasará por el Ministerio de Hacienda que “tendrá una partida presupuestaria especial que se afectará al siguiente proyecto”. Y realizará las modificaciones presupuestarias necesarias para su ejecución pero no dispondrá de las partidas presupuestarias o fondos destinados a la construcción de escuelas.

El proyecto de Nosiglia, es acompañado por la diputada del Partido Socialista Auténtico Virginia González Gass, tendrá vigencia “hasta tanto se satisfaga la demanda de vacantes en todos los niveles educativos en edificios escolares  del Título seis del Código de Habilitaciones y Permisos (Ordenanza 33266)”.

Por último, señala: “durante la vigencia de Ley, se habilita entre los usos y permisos de los Clubes de barrio establecidos en el inciso 5.5.1.4.2., punto 1.1. del Código de Planeamiento Urbano (modificado por la Ley 4876); el desarrollo de actividades educativas en las entidades convenidas”.

Deja una respuesta