El senador nacional del oficialismo, Julio Cobos, consideró que existe «una gran paridad» con el kichnerismo para estas elecciones y calificó como «un disparate» la comparación que formuló la ex presidenta Cristina Fernández entre la situación actual argentina y la de Venezuela.

En una entrevista con radio La Red, el ex vicepresidente del kirchnerismo explicó que «hay una paridad muy grande, en la que el presidente Mauricio Macri fue subiendo en el último mes» y puso como ejemplo Mendoza, la provincia que representa, donde al jefe del Estado «estaba abajo» y «ahora lo tenemos unos puntos arriba» en las mediciones.

«Habrá que ver -opinó- qué pasa con los votos de (Roberto) Lavagna y (José Luis) Espert que son gran parte del caudal electoral que tenía antes el presidente Macri».

Para Cobos, «si los números de Lavagna y Espert pueden resultar considerables y apreciables y no es mucha la diferencia entre Alberto (Fernández) y Macri, la gran cantidad de votos de esos candidatos pueden definirse en la primera vuelta a favor de Macri y acercarlo a una cifra del 45%».

El senador nacional del oficialismo explicó no obstante que por ahora «todo está polarizado y los números que se manejan no llegan al 40%» de intención de voto.

Cobos también cuestionó la comparación que formuló la ex presidenta entre la situación actual argentina y Venezuela y la calificó como «un disparate» ya que «no hay ningún punto de comparación en ningún área de la gestión» con lo que ocurre en Venezuela.

«Sorry, hoy con la comida estamos igual que Venezuela» había dicho la ex mandataria durante la presentación de su libro «Sinceramente» en Mendoza.

Su frase generó el repudio de los venezolanos exiliados en la Argentina, que durante el fin de semana le respondieron en las redes sociales mediante el hashtag #SraCristinaLeCuentoQue», en el que refieren datos sobre la crisis humanitaria que vive ese país.

El legislador rechazó por otra parte los dicho de Aníbal Fernández, quien declaró que prefería confiarle sus hijos al femicida Ricardo Barreda antes que a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

El senador radical consideró que expresiones como esas «son imperdonables en política» y sostuvo que el ex jefe de Gabinete del kirchnerismo tiene «incontinencia verbal».

Compartinos: