El senador Julio Cobos presentó un proyecto en el cual solicita al Poder Ejecutivo que reasigne las partidas presupuestarias del Ministerio de Educación de la Nación para la impresión y distribución de los cuadernillos del programa “Seguimos Educando” en las 24 jurisdicciones educativas del país, con el fin de que cada autoridad pueda imprimir y decidir el contenido de los cuadernillos.

El exvicepresidente de la nación expresó que “en el marco de la pandemia por la COVID-19 que llevó al país a modificar la matriz de la educación, el Ministerio de Educación lanzó el programa “Seguimos Educando”, una serie de cuadernillos digitales que fueron impresos masivamente, para llegar a sectores que no acceden a la tecnología o no poseen conectividad para poder asistir a la educación online. Entendemos que en un país federal como el nuestro, donde la educación se encuentra principalmente descentralizada, es fundamental que las provincias cuenten con el presupuesto necesario para poder llevar a cabo la realización, impresión y distribución de estos cuadernillos. Esto permitirá que se contemple las particularidades de cada provincia”. 

“Además, estamos convencidos que deben ser las propias provincias las que generen los contenidos del programa “Seguimos Educando”, de modo tal de reflejar las inquietudes particulares de cada región y la realidad provincial. Son los Estados provinciales los encargados de la educación primaria y secundaria en sus jurisdicciones y la construcción de contenidos a nivel nacional para ser utilizados como material de trabajo y estudio en otro ámbito exceden la esfera de su jurisdicción. En algunos casos esos contenidos se dedican a cuestionar la actividad de los propios encargados de la educación en su jurisdicción, violando no solo la lógica republicana sino un mínimo decoro”.

El legislador radical destacó que “el Ministerio de Educación invirtió $406 millones entre marzo y abril para imprimir 18 millones de cuadernillos educativos con el propósito de mantener contacto con alumnos de la escuela pública durante la cuarentena. Para facilitar la logística y ejercer un mayor control sobre el contenido de los cuadernillos a los que acceden 6 millones de alumnos, es importante que se distribuya este presupuesto entre las diversas jurisdicciones provinciales”.

“Ante la situación excepcional que nos toca vivir, es importante evitar que las desigualdades se profundicen y es el Estado el que debe actuar para evitar el aumento de la brecha educativa. Sin embargo, la metodología empleada hasta hoy no ha sido la ideal, ya que se han observado ciertas parcialidades en el contenido y problemas en la distribución de los cuadernillos. Creemos que nuestra propuesta facilitará que aquellos chicos que tengan dificultades para conectarse a Internet puedan tener acceso a un material educativo con el mejor contenido posible, plural, federal y con el mayor monitoreo jurisdiccional al que se pueda aspirar” concluyó Cobos.

Compartinos: