El senador Julio Cobos manifestó que “el Ejecutivo Nacional definió recientemente nuevas actividades escenciales que quedan exceptuadas del confinamiento. En este punto es fundamental que la Nación, o bien especifique cuales forman parte de este rubro ya que es muy amplio, o delegue a cada una de las provincias las facultades para reglamentarlo. Cada provincia, protocolo mediante, puede definir los servicios, tareas y oficios que quedan exceptuados bajo este apartado”.

Miles de hogares en todo el territorio argentino seguramente requieren servicios de albañilería, gas, plomería, mantenimiento de artefactos como las estufas y calefactores previo a la época invernal y electrodomésticos varios que se rompen en forma cotidiana. Esta amplitud de servicios obliga a determinar un criterio detallado del alcance de la excepción ya sea definido por el Estado nacional o por las provincias”, agregó.

Por último, el legislador radical señaló que “teniendo en cuenta lo anterior en lo referido al mantenimiento y considerando que ya existe la excepción para la obra pública, sería bueno que también se considere en las excepciones a la construcción privada. De hecho, la nueva decisión administrativa comunicada, incorpora como excepción la venta de insumos y materiales de la construcción provista por corralones; un complemento necesario para la reactivación de las obras privadas. Con los controles correspondientes y cumpliendo normas de cuidado y seguridad, puede ser un aporte importante para amortiguar el impacto del confinamiento en la economía familiar. Esperamos que el Ministro de Desarrollo Productivo tome en cuenta estas inquietudes y actúe rápidamente”.

Compartinos: