Cómo reaccionó la oposición a los anuncios de Sergio Massa

El expresidente de la Cámara baja y ahora superministro de Economía dio a conocer las medidas que implementará su equipo con el objetivo de que la Argentina salga de la profunda crisis económica, política y social en la que está inmersa. En esa línea, y tras los anuncios, la oposición salió al ataque y opinó al respecto.

En los hechos, Massa anunció, entre otras cuestiones, mayores recortes de subsidios, créditos y anticipos para reservas, y bono para jubilados, y confiado en que puede aportar para salir de la crisis y salvar al FDT, el líder del Frente Renovador marcó que los lineamientos principales serán el orden fiscal, la acumulación de reservas, el superávit comercial y el desarrollo con inclusión.

Sin embargo, los anuncios ya dieron tela para cortar, y fue así como algunos legisladores del Congreso Nacional ya salieron a marcarle la cancha.

Uno de los primeros en reaccionar fue el diputado nacional Mario Negri, quien en su cuenta de Twitter escribió:

«De los tres asuntos clave que debe corregir el Gobierno sólo se aludió a la quita de subsidios (hay que ver cuánto implica). No hubo precisiones sobre el tipo de cambio y la tasa de interés».

En esa misma línea, el radical agregó: «Si realmente no se quiere usar el BCRA para financiar al Tesoro se debe votar una ley».

Otra que salió a opinar fue la vicepresidenta del bloque de la UCR en la Diputados, Karina Banfi, quien disparó:

«Poco y tarde. Dos años y medio perdidos. Massa anuncia serie de generalidades. No hay una definición clara de cuál es el plan para resolver las cuestiones que más preocupan a los argentinos: inflación, pérdida del salario real y valor del dólar», expresó, y remató con una pregunta capciosa: «¿Tenemos tiempo para esperar?».

Por otro lado, el economista y diputado Javier Milei no se quedó callado y no le tuvo fe a los anuncios del superministro:

«Lo anunciado por Massa es una verdadera vergüenza. El único ajuste, muy leve e insuficiente, recae en el sector privado».

Y añadió: «Lo dicho respecto a las exportaciones y crecer es una falacia. El tema reservas incluye error de diagnóstico. No faltan dólares sobran pesos. El resto verso…»

Por la Izquierda, la diputada nacional Myriam Bregman también salió al cruce, y en ese sentido opinó:

«Ajuste en el sector público, dureza con los planes sociales, contratación laboral barata para el sector privado que ya se embolsó U$S 41.000 millones de los trabajadores durante este gobierno. Busca reiniciar el ciclo de endeudamiento y viene un gran tarifazo. De Massa a mazazo».

Los anuncios de Sergio Massa

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció que se eliminarán los subsidios a las tarifas de energía a quienes más consuman, dijo que se garantizó unos US$ 7.000 millones para robustecer las reservas y que habrá un bono para jubilados.

Dijo que habrá un nuevo aumento de tarifas de electricidad y gas para los usuarios con consumo subsidiado que usen más de una serie de topes que instrumentará el Gobierno.

Hasta ahora, 10 millones de hogares se inscribieron en la página web oficial para poder conservar los subsidios y 4 millones de hogares no presentaron esa solicitud.

También anunció el lanzamiento de un canje voluntario de la deuda pública en pesos que vence en los próximos tres meses, que finalizará el martes próximo.

Según Economía, para ese «reperfilamiento» voluntario ya se comprometieron el 60% de los tenedores de bonos. Fuentes del mercado indicaron que quienes ya aceptaron ese canje son básicamente organismos públicos, como la ANSES, y bancos estatales.

Massa anunció, además, el otorgamiento de un bono de suma fija para jubilados que se anunciará el miércoles próximo junto con la determinación del aumento por la movilidad jubilatoria. Aún no está estipulado de cuánto será ese bono.

Convocó para el jueves próximo a los sindicatos y las cámaras empresarias para implementar un bono para trabajadores privados y el aumento de las asignaciones familiares.

Massa ratificó los compromisos de reducción del déficit fiscal a 2,5 puntos del PBI comprometidos con el FMI, organismo con el que ya mantuvo una reunión.

Anunció decretos con regímenes especiales de beneficios para los sectores exportadores que aumenten su producción.

Uno de los que ya está avanzado es el de la industria del gas y el petróleo, pero Massa quiere implementarlos también para otros sectores exportadores como la minería, la agroindustria y la economía del conocimiento.

La idea es darle a esos sectores beneficios como la posibilidad de girar ganancias al exterior para sus casas matrices por el diferencial de producción que agreguen en el futuro.

Además, se tramitará un crédito de la Corporación Andina de Fomento de 750 millones de dólares y la ejecución de desembolsos por 1.200 millones de dólares de otros programas de préstamos ya vigentes con organismos internacionales como el BID y el Banco Mundial.

Dijo que la toma de ofertas de préstamos de bancos internacionales y fondos de inversión con garantía de títulos públicos para reforzar las reservas del Banco Central está también en estudio.

Massa quiere implementar cuatro «Repo» y la recompra de deuda soberana con tres instituciones financieras internacionales y un fondo soberano de uno de los países árabes.

La duda sobre esa cuestión es qué tasa está dispuesto a pagar el Gobierno y si aceptará poner como garantía bonos -que hoy están muy mal cotizados- por un monto ampliamente más grande que el que recibirá el Estado por esos Repo.

Massa calculó que en los próximos dos meses, el campo podrá liquidar unos 5.000 millones de dólares, un nivel similar al que aportó el sector en ese mismo período durante el año pasado.