El resultado de las PASO fue contundente: Alberto Fernández sería el próximo presidente argentino si mantiene estos números en octubre, sin necesidad de una segunda vuelta. Agradeció a todos los que lo votaron y sostuvo que se terminó la «grieta» y la «venganza». «A los que se fueron a dormir les pido que no se duerman más», dijo. Además, el Frente de Todos ganó la provincia de Buenos Aires con casi el 50% de los votos y Axel Kicillof sería el próximo gobernador, otro gran triunfo para el peronismo.

_____________________________

No fue hasta las 22:30 horas de ayer cuando se conocieron los primeros datos oficiales, que revelaron que el Frente de Todos fue el ganador de las elecciones primarias celebradas este 11/8. Con más del 80% de las mesas escrutadas, la fórmula Fernández-Fernández obtiene un 47,32% contra un 32,49% de Cambiemos. Superando el 45% de los votos en octubre, Alberto Fernández no necesita pasar por un balotaje para lograr alcanzar la presidencia.

El búnker del peronismo fue una fiesta desde que se conocieron los primeros datos de los bocas de urna y mesas testigo, que ya daban como ganador a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Finalmente, la diferencia fue aún más amplia que lo esperado y en el Frente de Todos no hay más que sonrisas.

Alberto Fernández:

«¡Muchas gracias a todos y a todos los que confiaron! Gracias de corazón, estábamos seguros de que argentina necesitaba construir otra historia. Gracias a los que nos dieron el voto, sabemos el compromiso que estamos tomando con ellos. La realidad es que la Argentina escuchó el mensaje: a nosotros nos importa la educación pública, nos interesa la universidad pública, que las PyMEs deben ser atendidas y respaldadas, nunca creímos que la mejor forma de progresar era sacando derechos a los que trabajan y dijimos no a la reforma laboral, definitivamente nuestros abuelos tienen derecho a tener salud y vamos a pagarles antes que seguir pagando a los bancos intereses».

«Va mi agradecimiento a todos los gobernadores que hicieron posible este resultado. Ellos entendieron que vamos a construir un país donde el sistema federal funcione, donde todos tengan la posibilidad de desarrollarse donde nacieron. Y lo vamos a hacer porque la Argentina merece un país integrado donde algunos disfrutan y muchos padecen. El país que construyamos así va a ser mejor«.

«No venimos a restaurar un régimen, sino a crear una nueva Argentina que termine con este tiempo de mentira. En esa Argentina todos tienen lugar, la Argentina es un país donde se terminó el concepto de venganza y de grieta. Estoy seguro de que la Argentina dio un veredicto claro, que dice cambiemos en el buen sentido. El cambio éramos nosotros, no ellos.

Vamos a empezar una etapa nueva. Siempre arreglamos los problemas que otros generaron. Para los que se fueron a dormir, les pido por favor que no se duerman más porque durmieron mucho tiempo y nos generaron un problema enorme. El único trabajo que tenemos es que los argentinos recuperen la felicidad que han perdido».

Cristina Fernández de Kirchner:

La candidata a vicepresidenta del Frente de Todos, envió un mensaje en video desde Río Gallegos que fue reproducido en el búnker:

«Felicitaciones para todos y todas, un agradecimiento muy grante a todos. Los números que estamos teniendo de bocas de urna y mesas testigo nos hacen ponernos muy contentos. No solamente porque ganamos una elección, sino que muchos argentinos y muchas argentinas concluyen que muchas cosas deben cambiar en la Argentina porque así no estamos viviendo bien. Los argentinos y las argentinas hemos dejado de ser felices, son demasiado grandes las dificultades y las tensiones.

Quiero también dirigirme al gobierno nacional, especialmente al ministro del Interior, que es el responsable institucional de las elecciones, al Presidente de la República, jefe de Gabinete, jefe de gobierno de la CABA y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Quiero pedirles que no vuelva a ocurrir lo que ocurrió en 2017. Podría enumerar un montón de comunicaciones con los gobernadores, en virtud de todo lo que ha tomado conocimiento sobre la contratación de empresas nuevas.

En 2017 todos recordarán que la dirigencia de Cambiemos bailó en las cámaras de televisión festejando un triunfo que no había sido tal y debimos esperar muchos días para el escrutinio definitivo. Nosotros sabíamos que habíamos ganado por medio punto. Acá los números no son de medio punto. Los que fueron a votar tienen derecho a saber la voluntad popular.

Lejos de ponernos felices por el triunfo, también sabemos que tenemos que llegar a todos y a todas. Y tenemos que darles la tranquilidad absoluta. Yo espero que a partir del 10/12 haya un encuentro entre todos los argentinos. Es una manifestación de voluntad muy importante, una voz que debe ser escuchada por todos, también por el Gobierno».

Máximo Kirchner:

Luego habló Máximo Kirchner, que destacó que en la provincia de Buenos Aires se llegó casi al 50% de los votos. «Esto no es un River-Boca donde uno gana un campeonato. Se asumen responsabilidades y compromisos. Esta campaña comenzó muy agresiva por parte del oficialismo y creo que tenemos que tener la mayor de las tranquilidades para llevar adelante una campaña limpia, cerca de las propuestas», dijo el hijo de la expresidenta y actual diputado nacional y quiere renovar su banca. «El desafío es que los números puedan cerrar con la gente adentro», dijo también, «esta victoria es fruto del encuentro entre todas y todas. Ese encuentro tienen que tener todos los argentinos. Fruto de ese encuentro es a quien tenemos acá (Sergio Massa)».

Sergio Massa:

El tigrense, por su parte, dijo que «una ola de esperanza derrotó a la mentira». «Hoy la esperanza derrotó al miedo, los argentinos del trabajo derrotaron a la especulación financiera, los que quieren la patria unida, un proyecto de nación, pusieron un límite». «Construimos una nueva mayoría de la Argentina, pero todavía faltan algunos. A esos que quedaron también representando a la Argentina que no quiere que siga este Gobierno, les pedimos que vengan, que los queremos abrazar. Sé que a pesar de que nos mandaron a dormir, va a ser muy difícil dormir para muchos de nosotros, por la alegría que significa este mensaje de esperanza de millones de argentinos».

«Sigamos avanzando para ampliar esta nueva mayoría», agregó el tigrense, que obtuvo, encabezando la lista de diputados, logró un 48,9% de los votos, superando por casi 20 puntos al 31,2% de Cristian Ritondo (Juntos por el Cambio).

Axel Kicillof:

«Estoy lleno de emoción porque saben que ha sido una campaña muy desigual. Nos tocó recorrer toda la provincia, pero lo que me llena de orgullo que en esta campaña no se gastaron millones para publicidad, no se mintió, no se agredió, no se acusó. Fue una campaña que contó con muchísima ayuda, aprendimos muchísimo y me parece que es necesario hacer agradecimiento a todos aquellos que posibilitaron que estemos como estamos», dijo el candidato a gobernador bonaerense, que logró un 49,32%, sobre un 32,8% de la actual gobernadora María Eugenia Vidal. «Este triunfo significa que la mayoría de los bonaerenses quieren una provincia distinta».

Matías Lammens:

Matías Lammens fue el primero de los candidatos en hablar a los militantes, comenzó agradeciendo a los porteños que lo votaron. El candidato a jefe de gobierno porteño obtuvo un 32,25% y perdió contra el 46,12% de Horacio Rodríguez Larreta. Sin embargo, fue un resultado mejor del esperado en una ciudad donde el Pro viene gobernando hace ya varios años. «No nos resignemos a creer que un buen gobierno es un gobierno que termina una obra mientras la sociedad se cae a pedazos», dijo Lammens en el búnker.

Compartinos: