Con algunas criticas a la oposición, Cafiero destacó «el dialogo» y pidió terminar con «el odio»

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en su primer informe de gestión en la Cámara de Diputados, destacó el diálogo político instrumentado por el gobierno, pidió terminar con «el discurso del odio» y aseguró que el Estado «realizó un esfuerzo sin precedentes» para paliar la crisis económica y social derivada de la pandemia de coronavirus.

Cafiero expresó estos conceptos al brindar su informe sobre la marcha de gobierno, como lo establece el artículo 101 de la Constitución Nacional, en la primera sesión informativa donde se anotaron para exponer una treintena de diputados oficialistas y opositores.

En su mensaje, Cafiero subrayó el «diálogo político que este gobierno ejerce y no se declara» y, aunque aceptó que «todavía falta mucho», aseguró que «el diálogo político y democrático es para nosotros un ejercicio diario y no solo comunicacional”.

En ese contexto, el jefe de Gabinete pidió terminar «con el discurso del odio», que «va en contra de la democracia» y juzgó «peligroso» el ataque a las comunidades científicas, a través de «noticias falsas» que se «inventan», frente a una sociedad «que está asustada y conmovida».

«Al odio no se lo combate con más odio; se lo combate con democracia”, remarcó y planteó que en una crisis como la provocada por la pandemia la sociedad «busca respuestas en el Estado» porque «nadie espera que el mercado distribuya recursos o coordine cuidados específicos».

Al momento de las preguntas, desde la bancada opositora preguntaron por la desaparición de Facundo Astudillo Castro, el funcionario respondió que «este Gobierno no va a avalar ni encubrir a ningún policía que eventualmente haya estado involucrado en la desaparición».

Y agregó: «Pueden estar seguro que nosotros practicamos los Derechos Humanos», remarcó el funcionario en el marco de las respuestas a la principal bancada opositora, para agregar que «el presidente no va a recibir a ningún policía que haya disparado por la espalda».

Cafiero rechazó también las críticas de los diputados de Juntos por el Cambio en cuanto a que el proyecto de moratoria impulsado por el Poder Ejecutivo sería «un traje a medida» de algunos empresarios, al remarcar que «suena más a medida la ley de blanqueo de capitales» aprobada durante el gobierno de Cambiemos, en 2016.

Consultado por el tema del posicionamiento del Gobierno frente a la situación interna que se vive en Venezuela, Cafiero indicó que lo que plantea Argentina «es la misma postura que tiene el Presidente desde hace tiempo» sobre ese tema. «Antes de estigmatizar, el camino apropiado para salir de esta crisis está en manos de los venezolanos. No necesitan que desde acá les digamos lo que tienen que hacer, no seamos pedantes», remarcó.

Ante los cuestionamientos sobre le decisión de la Oficina Anticorrupción de retirarse como querellante de una causa que involucra a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, indicó que «no correspondía que ese organismo fuera querellante porque ya lo era el Ministerio Público Fiscal».

«Dotamos a la Oficina Anticorrupción de mayor autonomía», enfatizó Cafiero, para expresar a continuación que «a esos lugares no tiene que ir alguien que está enamorado del presidente, sino alguien que haga bien su trabajo», en alusión a la ex titular del organismo, Laura Alonso.

La actividad en la Cámara de Diputados seguirá este viernes, en una sesión especial, los proyectos de moratoria impositiva y previsional y la reforma de la ley de quiebra que determina la ampliación de los plazos procesales en el caso de los concursos acreedores y la suspensión de ejecuciones por 180 días.

 

Deja una respuesta