Con la apertura de Cristina Kirchner, el Senado rindió homenaje a Diego Maradona

El Senado rindió homenaje al astro del fútbol argentino Diego Maradona, fallecido el miércoles víctima de una descompensación cardíaca, en una sesión especial conducida por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la que legisladores de todo el arco político expresan su pesar por la repentina muerte del ídolo popular.

Los senadores tenían previsto aprobar un proyecto sobre la deuda externa pero acordaron posponer esa discusión para conmemorar la muerte del futbolista, que causó conmoción en todo el país y por la que el Gobierno nacional decretó tres días de duelo.

En la apertura del plenario, tras entonar las estrofas del Himno Nacional, la vicepresidenta dio lugar a las palabras de despedida preparadas para despedir al futbolista.

El primero en expresarse fue el senador del Frente de Todos por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, quien destacó las cualidades de Maradona, dijo que fue «sinónimo de lo argentino» y el pueblo argentino «lo recuerda y le rinde homenaje como el mejor futbolista pero también como el mejor amigo y el más destacado».

«Con emoción, Diego, este bloque te rinde homenaje sincero y te decimos que te guardaremos en nuestros corazones», expresó.

Rodríguez Saá recordó a Maradona «con esa cara llena de alegría y ojos vivarachos» cuando «tomó la pelota e hizo maravillas» en sus inicios en el fútbol argentino.

Repasó tramos de su carrera como el Mundial de 1986 en el que Argentina obtuvo su segundo título de campeón mundial con el que «llenó de alegrías» a todos los argentinos.

El senador puntano calificó a Maradona como «el deportista extraordinario amado por todos sus compañeros de equipo» de «enorme corazón y pasión desbordante» y consideró que «no es fácil ser el líder y el mejor».

«Estamos en presencia de un momento histórico tal vez de los más destacados de la vida nacional, el pueblo argentino está conmovido y le está rindiendo su homenaje en cada rincón de la patria», dijo, y recordó el pasado humilde del deportista.

Rodríguez Saá mencionó las adicciones del ídolo popular, reconoció que fueron «adicciones que llenaron de pena» a muchas personas, pero valoró que Maradona haya pedido «perdón» por sus errores y habló de «las debilidades de los grandes».

En representación de la oposición, la senadora Guadalupe Tagliaferri sostuvo que «Diego representaba nuestra forma de ser, nuestra identidad, nuestras genialidades y también nuestras contradicciones».

«Fue un grande dentro y fuera de la cancha, porque logró lo que muy pocos han logrado en esta Argentina que hace años vive en la grieta: Diego nos unió, nos une en este inmenso dolor y nos une ahora», expresó.

Para la senadora, el astro «fue miles de abrazos entre personas que no se conocían» y fue una personalidad a la que se le marcaron «defectos y logros».

«Lo usamos desde la política, desde los medios, desde las empresas, para ver cómo podíamos obtener algo de rédito personal sin importarnos cuál era la repercusión sobre él, le marcábamos sus defectos tanto como sus logros», añadió.

Tagliaferri declaró que más allá de su ideología, «cuando levantaba la copa de campeón, la levantaba para todos».

Durante la sesión, mientras hacen uso de la palabra los senadores, se exhiben imágenes sobre la carrera futbolística del astro al mismo tiempo que se transmiten tramos del desfile incesante de argentinos a la Casa Rosada, donde se velan sus restos.

La senadora del PRO, Laura Rodríguez Machado, sostuvo que “el Diego es mucho más que el Diego” y subrayó que se puede “no estar de acuerdo con él” pero no puede ignorarse que “el mundo está conmocionado” ya que partió “el símbolo de la Argentina”.

Deja una respuesta