Con mentiras, distorsiones y falsedades quieren defender a Macri. Por Leopoldo Moreau

En mi condición de Presidente de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, me veo en la obligación de refutar una nota publicada en la edición de ayer, miércoles 1 de diciembre, en el diario Clarín que, en un intento de desacreditar el procesamiento de Mauricio Macri por espionaje ilegal, está plagada de mentiras, manipulaciones y distorsiones. Tal vez por eso es que no aparece firmada por ningún periodista de ese medio, porque no es sencillo encontrar alguien que se haga cargo de tantas falsedades.

Ya desde el título de la nota que reza: “El fallo del juez Bava con el que procesó a Macri se basa en un informe de Inteligencia de Leopoldo Moreau” encontramos una grosera distorsión.

La Comisión Bicameral no produce informes de Inteligencia. Por el contrario, en todo caso supervisa si esos informes de Inteligencia se apoyan o no en actos legales y, además, sus resoluciones no dependen de la opinión del Presidente sino de los catorce senadores y diputados que la componen.

El Informe que emitió la Comisión sobre las actividades de espionaje ilegal durante la gestión comprendida entre el 2015 al 2019 y que consta de 400 páginas, fue aprobado sin que se refutara su contenido aún por los propios integrantes de la oposición, que sí objetaron la metodología pero no las conclusiones a las que se arribó y que confirmaban la existencia de acciones ilegales de espionaje.

Nosotros no hacemos Inteligencia sino control democrático.

El escriba anónimo dice que “el Juez (Bava) cita la teoría judicial del dominio del hecho que el kirchnerismo usó para condenar a militares en juicios por la represión ilegal”. Otra inexactitud. Esa teoría judicial la inauguró la Cámara federal que durante el Gobierno de Raúl Alfonsín condenó a las Juntas Militares.

En otro de los párrafos este insólito artículo expresa textualmente: “En esa línea de Ramos Padilla –ascendido por Cristina Kirchner al juzgado de La Plata- Bava sostiene que fueron “ilegales” las escuchas al ex secretario de Coordinación Roberto Baratta”. Es público y notorio que Cristina Kirchner no ascendió al Juez Ramos Padilla a ningún cargo porque este juez compitió durante el Gobierno de Macri en concurso público por ese Juzgado y obtuvo el primer lugar por alcanzar el máximo puntaje.

En el esfuerzo por exculpar a Macri del espionaje a los familiares de los submarinistas, afirman temerariamente que Marcelo D’Alessio no puede ser acusado de violar la ley de Inteligencia, a pesar de que sus acciones las practicaba en sociedad con el comisario Bogoliuk y Barreiro, que integraba el plantel de la AFI y cuyo monitoreo estaba a cargo de un alto jerarca de ese Organismo llamado Pablo Pinamonti.

Sería largo y tedioso enumerar todas las mentiras volcadas en ese artículo. Así que vamos a tomar lo que cierra la nota cuando afirma: “En el informe de la Comisión de Inteligencia del Congreso, que domina el Frente de Todos, habría colaborado la abogada y asesora de Moreau, Natalia Salvo”. La Dra. Salvo no revista ni como asesora de la Comisión ni como mi asesora personal ni de despacho. Es evidente que el ejemplar fallo del Dr. Bava no sólo conmovió al macrismo sino también a sus socios en la construcción de un Estado clandestino o secreto, montado para ejercitar la persecución política.

Y, aunque sea doloroso para ellos, una vez más queda demostrado que la impunidad no dura para siempre y que, en este caso, las Instituciones (el Parlamento y la Justicia) pueden nuevamente decir junto a la sociedad: NUNCA MAS.

 

 

Leopoldo Moreau es Diputado Nacional por el Frente de Todos