Con un amplio operativo de seguridad y apelando al «respeto» el oficialismo espera aprobar el aborto legal

Llegó el día para que el Congreso de la nación sea nuevamente el escenario de un intenso y extenso debate que se realizará en la cámara de Diputados enmarcado en la legalización del aborto en Argentina. En ese sentido, el Gobierno nacional y el Porteño prepararon un amplio operativo de seguridad por la masiva asistencia a las afueras del Parlamento que agrupan a pañuelos verdes y celestes, y en ese contexto, el presidente de la cámara baja, Sergio Massa, pidió que sea un debate con respeto y sin descalificaciones entre los legisladores.

El oficialismo espera darle media sanción hoy 10/12 al proyecto que legaliza la interrupción voluntaria del embarazo, y en ese orden, fue el propio presidente de la cámara, Sergio Massa, quien pidió a los propios legisladores y a la sociedad en general, que el debate se realice bajo la premisa del respeto.

«Pido que no haya descalificaciones, quiero que en el día de mañana no haya diputados calificados de asesinos, ni diputados calificados de antiderechos, que el respeto sea la regla con el cual el Parlamento debate dos temas tan serios para el presente y para el futuro de la Argentina, y que obviamente cada uno de los diputados tenga libre albedrío a la hora de decidir y votar sin ninguna presión», solicitó Massa anoche, en rueda de prensa frente a los periodistas acreditados en el Congreso nacional.

En ese sentido, la Cámara de Diputados protagonizará un debate muy intenso y que genera polémica en la sociedad, ya que tratará en una sesión especial los proyectos de legalización del aborto y del «Plan de los 1.000 días» que establece una protección integral a la mujer embarazada y hasta los primeros tres años de vida del niño.

La sesión especial arrancará a las 11 y se estima que se prolongará unas 30 horas, con lo cual los proyectos se pondrían a votación recién el viernes.

El debate se realizará en la misma jornada en que se cumple un año del Gobierno del presidente Alberto Fernández, quien envió a la Cámara de Diputados los proyectos el pasado 17 de noviembre.

El dictamen de mayoría emitido ayer por un plenario de comisiones establece que «las mujeres y otras personas con identidades de género con capacidad de gestar» tienen derecho a practicarse un aborto hasta la semana 14 del proceso gestacional.

En ese orden, los diputados que promueven el aborto legal introdujeron cambios, para facilitar su sanción en el Senado, en lo referido a la objeción de conciencia de las instituciones sanitarias privadas.

En torno a ello se establece que aquellos centros de salud privados o de la seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar la interrupción del embarazo por objeción de conciencia deberán prever y disponer la derivación a un lugar de similares características, donde se realice efectivamente la intervención.

Además, se incorporó que para los casos de menores de 16 años que decidan abortar se requerirá su consentimiento y se procederá conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, que indica que «la persona menor de edad ejerce sus derechos a través de sus representantes legales».

  • La sesión especial se realizará desde las 11 en forma presencial, aunque se permitirá a los diputados que son parte de los grupos de riesgos por edad o enfermedad que lo hagan en forma virtual, en tanto se esperan marchas a favor y en contra en las adyacencias del Congreso.

FUERTE OPERATIVO DE SEGURIDAD:

En el Congreso Nacional y sus alrededores habrá un operativo de seguridad, que contempla la colocación de un vallado que divide la Plaza Congreso en dos. Comenzó a ser desplegado en las últimas horas para ordenar las manifestaciones a favor y en contra del proyecto que fueron convocadas para este jueves y el viernes.

El vallado divide la plaza hasta la calle Paraná, quedando del lado de la avenida Callao hacia Corrientes el espacio para quienes estén a favor del proyecto, identificados con el color verde, mientras que del lado de la avenida Entre Ríos hacia Belgrano estarán aquellos opositores a la iniciativa, referenciados en el color celeste.

«El operativo del 9, 10 y 11 de diciembre tiene como objetivo que las fuerzas de seguridad, en un marco de respeto de los derechos y garantías individuales, prevengan situaciones de violencia y protejan el ejercicio de la libertad de expresión y manifestación de quienes asistan a los alrededores del Congreso», indicó un comunicado difundido por el Ministerio de Seguridad, que encabeza Sabina Frederic.

En las reuniones se acordó «el despliegue de las fuerzas de seguridad en el que se demarcó un área perimetral de protección de la sede parlamentaria, y tal como establece el ordenamiento federal del país, el 9, 10 y 11 de diciembre la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires estará a cargo del operativo».

En ese marco, la Policía Federal Argentina se hará cargo de la protección del Palacio Legislativo y del ingreso de los legisladores, mientras que la Policía de la Ciudad tendrá jurisdicción -como es habitual- sobre el resto del espacio público de la movilización.

A la Policía de la Ciudad le corresponderá también «garantizar que el colectivo identificado con el pañuelo verde se concentre sobre la avenida Callao», donde se montarán pantallas para que puedan seguir el debate, mientras que el colectivo identificado con el color celeste lo hará sobre la calle Entre Ríos, donde también se colocarán pantallas.

Según se precisó, entre ambos grupos habrá una separación de 100 metros, la cual se realizará mediante un vallado montado y controlado por la Policía de la Ciudad.

Para ello, además de disponer vallas móviles y fijas, y ambulancias para atender cualquier necesidad, se dispondrán dos corredores separados, que también estarán a cargo de la Policía porteña.

Esos dos corredores se disponen sobre los laterales de la Plaza del Congreso, con el fin de que el sector ‘verde’ utilice como espacio de circulación la avenida Rivadavia y su continuidad por Avenida de Mayo; mientras que el ‘celeste’ lo haga sobre la extensión de la calle Hipólito Yrigoyen.

«De este modo, se busca que la Policía de la Ciudad garantice que no se produzcan incidentes entre ambos grupos antes, durante y al término de la concentración», indica el comunicado.

En las últimas horas, los sectores identificados como ‘verdes’ y ‘celestes’ convocaron a manifestarse en las inmediaciones del Congreso para seguir la jornada de hoy y mañana en Diputados, con vigilias para pernoctar en el lugar, a la espera del resultado de la votación.

Deja una respuesta