El presidente del Bloque de Cambiemos y querellante en la causa “Revelación”, Eduardo Conde, cuestionó fuertemente la decisión del juez Sergio Piñeda de otorgarles el beneficio de la probation a los empresarios acusados de cohecho.

“A mí me parece un escándalo lo que está pasando desde todo punto de vista. Lo que se hace es una interpretación muy amplia y generosa del instituto de la suspensión del juicio a prueba ya que si nos ajustamos al tenor literal del Artículo 76 bis del Código Penal, observaremos que no hay posibilidades que se acuda a este instituto ni para los funcionarios públicos ni para el privado que participa en el delito pero como siempre en el derecho penal esta concepción garantista en extremo abre la puerta para una interpretación de la doctrina mucho más amplia, y es allí donde se posiciona quienes han resultado beneficiados”, declaró el diputado provincial en declaraciones radiales.

A su vez, recalcó que hay otro inconveniente vinculado con lo político-institucional y el plano moral. “Estoy hablando del agravio provocado por estos acontecimientos a la ciudadanía de Chubut. Es uno de los juicios más trascendentes de la vida institucional de nuestra provincia porque estamos tratando de desentrañar una matriz corrupta que ha causado un perjuicio irreparable a la provincia”, recalcó.

En este sentido añadió que “no hay ninguna posibilidad económica que el daño se repare con estos mecanismos que se han implementado. Es casi una justificación absurda pretender que con estas monedas se procure resolver la situación en extremo gravosa que le causado a la provincia la corrupción. No solamente por el daño moral sino también patrimonial”.

Conde describió que esta forma de concebir la política “ha impactado enormemente en la manera de desarrollo de nuestra provincia porque el funcionario público ha estado abocado al negocio más que a las atenciones genuinas de las responsabilidades primeras que tiene a su cargo. Sobradas razones hay para que esta solución sea absolutamente aberrante”.

Finalmente expresó: “Yo no entiendo como, por ejemplo en pleno gobierno kirchnerista, la Procuración General de la Nación, que están a cargo de los jueces federales, han bajado línea para que ningún fiscal federal en cualquier juicio contra la corrupción pueda acudir a este instituto, no solo respecto a los funcionarios públicos sino también en relación a los particulares. No hay ninguna posibilidad en el fuero federal que los imputados puedan acudir a la probation, y resulta que en la provincia del Chubut el Ministerio Público Fiscal no ha sido capaz de crear una normativa expresa en esta dirección para que nuestros fiscales en estos procesos trascendentes no acudan a esta herramienta”.

Compartinos: