La crisis económica que cruzó a la Argentina en 2018 y el consecuente debate político por la devaluación del peso y la recesión, tuvieron su correlato en el Congreso, que cierra el año con el récord negativo de haber sido el de menor productividad legislativa desde el retorno de la democracia en 1983. El informe fue realizado por Directorio Legislativo.

Al mismo tiempo, la asociación civil especializada advierte que en 2018, en el contexto del debate por la legalización del aborto, el Poder Legislativo “exhibió una forma de debate abierto y plural” que involucró a la ciudadanía.

El Congreso sancionó 36 proyectos de ley: el número más bajo de sanciones desde 1983 y una reversión en la tendencia que en años no electorales hay mayor producción legislativa que en años electorales. Entre estas sanciones, solo fueron aprobadas 2 leyes exclusivas para el sector, es decir, un 5% del total. De los 36 proyectos aprobados, nueve fueron enviados por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, 11 fueron presentados por legisladores de Cambiemos y aliados; y ocho se firmaron por el oficialismo y la oposición. Sólo ocho leyes aprobadas fueron presentadas por legisladores opositores. La mayoría de estas fueron conmemoraciones o celebraciones, pero otras leyes tuvieron alto impacto político, como la Emergencia Tarifaria que fue vetada por Macri.

Una de las sesiones históricas fue la que terminó en la mañana del 14 de junio con la aprobación, por 129 a 125 votos, de la ley de legalización del aborto. El Senado la rechazó el 8 de agosto por 38 votos en contra, 31 a favor, dos abstenciones y una ausencia.

En este tema, el trabajo legislativo fue intenso, con debates, audiencias públicas de alto voltaje político, social, científico y religioso. Por Diputados pasaron 690 expositores y en la Cámara Alta fueron 143. Juristas, científicos, líderes religiosos, artistas, intelectuales, representantes de organizaciones civiles y personas que fueron a brindar su testimonio personal, se expresaron en el Congreso a favor y en contra de la iniciativa.

Durante el año sólo hubo dos sesiones sobre tablas en la Cámara de Diputados, con temarios conformados por oficialismo y oposición.

El Gobierno extendió el periodo de sesiones extraordinarias hasta el 28 de diciembre e incluyó en el temario el proyecto de ley para aumentar las sanciones a las barrabravas, otro proyecto relacionado con el financiamiento de los partidos políticos que tiene dictamen en el Senado, y otro que impulsa la “capacitación obligatoria en género para los integrantes de los tres poderes del Estado”.

Las leyes que no fueron

Warrants: la iniciativa que actualizaba la ley y extendía los bienes warranteables, no logró el consenso suficiente y quedó a mitad de camino. En febrero de 2019 pierde estado parlamentario.
Emergencia para productores porcinos: el oficialismo no logró avanzar con la declaración de emergencia y el proyecto quedó trunco.
Humedales: el Inta y ong ambientalistas expusieron en la Comisión de Intereses Marítimos pero no alcanzó mayores avances.
Aplicaciones: el senador Solanas convocó en reiteradas veces a la comisión para avanzar con un proyecto que intentaba prohibir aplicaciones aéreas y restringir aplicaciones terrestres, sin suerte.En febrero de 2019 pierde estado parlamentario.
Intendentes se opusieron al decreto que eliminaba el Fondo de la soja, sin lograr cambios, por lo cual, fue derogado.

Compartinos: