Contundente apoyo al Presidente por parte de la Confederación de Sindicatos Industriales

A través de un comunicado la Confederación de Sindicatos Industriales de la República Argentina (CSIRA) manifestó su apoyo al presidente Alberto Fernández por su “defensa de la integración regional como eje del desarrollo productivo”.

En el mismo se detalla que el gremio industrial manifesta “el acompañamiento y apoyo a nuestro presidente en su defensa de la industrialización y el empleo, profundizando el desarrollo regional a través de la integración al mundo con un Mercosur fortalecido. Entendemos que la baja de aranceles y mayor flexibilización comercial con terceros bloques y países desarrollados implicaría la pérdida de producción y trabajo en el Mercosur”.

“Significaría un debilitamiento del bloque regional por la pérdida de preferencias de acceso de los socios del Mercosur a manos de terceros bloques y países de mayor desarrollo, sin considerar en esos acuerdos comerciales las premisas básicas de “Tratamiento Especial y Diferencial” por el nivel de desarrollo productivo disímil entre las partes firmantes”.

En este sentido solicitan se considere “fortalecer el bloque tomando los resguardos de mercado, planteando en las negociaciones exigencias de menores de aperturas y mayores accesos para los bloques que, como el Mercosur, presentan aún industrias nacientes, cadenas productivas incompletas, niveles tecnológicos rezagados, mercados regionales de enorme crecimiento potencial, y mayores indicadores de pobreza que los bloques desarrollados con que se pretende acordar comercialmente “en una utópica y dañina paridad” que a todas luces no es tal. En un contexto global muy complejo del comercio mundial, en el que la multipolaridad avanza, con acciones de protección y cuantiosos incentivos en los países y bloques industrializados, tanto en el comercio de bienes como en el de servicios y en la propiedad intelectual, toda flexibilización, tanto la arancelaria como de otros tipos, debe ser analizada como pérdida de trabajo para los países de la región y particularmente de trabajo argentino a manos de terceros”.

Los firmantes declaran rechazar “una inserción internacional primarizada, teniendo en cuenta que el Mercosur se fundó con la premisa de fortalecer el comercio interno, integrarse en cadenas de valor regionales, impulsar la tecnología y, después, salir al mundo con una inserción inteligente”.

“Nuestro camino siempre será defender el trabajo como instrumento para alcanzar el desarrollo económico y no insertarse en el mundo sobre la base de exportar recursos naturales condenando a una gran parte de la población al desempleo o la marginalidad laboral” sostuvieron.

“Estamos convencidos de que el diálogo y el consenso son las herramientas de la transformación ante los enormes desafíos del país y de la región” sentencia el escrito.

EL COMUNICADO

Deja una respuesta