El Gobierno paquistaní empleará a más de 60.000 trabajadores en el paro y carentes de cualificación para plantar 10.000 millones de árboles en todo el país como una iniciativa para combatir los altísimos niveles de paro que ha generado la paralización social para contener la propagación del coronavirus.

«Dado que hay tantos asalariados sin empleo, hemos decidido iniciar una campaña masiva par la plantación de 10.000 millones de árboles. Podemos causar un impacto simultáneo en las vidas de la gente y en el planeta. Todas las iniciativas importan«, ha declarado el primer ministro del país, Imran Jan, en su cuenta de Twitter.

La campaña, en realidad, comenzó en 2018 para contrarrestar el calentamiento global y fue un compromiso manifiesto del partido del primer ministro, el Tehrik-e-Insaaf.

El ministro sobre Cambio Climático, Malik Amin Aslam, ha precisado que lo anunciado este domingo por Jan es una actualización de la campaña. «Vamos a mejorarla y a ofrecer empleos a más de 63.000 personas de todo el país», ha asegurado. La idea es pagar a los empleados unos 6 euros al día.

Se estima que más de 18 millones de empleos en Pakistán están en riesgo por las restricciones actuales contra el coronavirus, incluido el toque de queda impuesto por el Ejército en algunas áreas.

El país ha confirmado ya 5.038 casos de coronavirus y 86 fallecidos por la enfermedad, según el balance actualizado de este domingo.

Compartinos: