La senadora Cristina Fernandez de Kirchner denunció al Gobierno nacional, al Poder Judicial y a la embajada de Estados Unidos (EE.UU.) de utilizar políticamente la llamada Causa de los Cuadernos para denostar a la oposición política, en especial la fuerza política comandada por ella, en la primera sesión del año en Senadores.

La ex presidenta señaló que «debería ser la Corte Suprema la que intervenga» en esa causa porque «desde la propia sentencia del juez» Alejo Ramos Padilla «se puede colegir la actuación de una embajada extranjera en esta cuestión».

«Esta ex presidenta. ni siquiera tiene los derechos y las garantías que tiene cualquier ciudadano común en este país», sostuvo la senadora. Y sostuvo que los allanamientos a sus domicilios, autorizados por el propio Senado, «fueron violatorios no sólo de lo dispuesto por este cuerpo, sino que fueron violatorios de los procedimiento para cualquier ciudadano».

«Conocíamos el Lava Jato (escándalo de corrupción en Brasil), articulación de lo mediático y político… pero en Argentina le agregaron algo más», expresó Kirchner.

Por último, la expresidenta realizó una reflexión final sobre la injerencia de potencias imperialistas, como es en este caso EE.UU., sobre la política interna de distintos países y sobre la utilización política del entramado judicial en función de los intereses de los gobiernos de turno, reflexión que también le cabe a los años en los que tanto ella como Nestor Kirchner gobernaron.

“Esto no es casual, pero todos tienen que saber que estos sistemas se arman no solamente por cuestiones económicas o de oposición, sino para imponer modelos económicos sociales de sojuzgamiento. Atrás de estos sistemas perversos está la instauración de un modelo de saqueo y miseria para el pueblo argentino”.

 

Compartinos: