La vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner viaja hoy 01/11 a Cuba con el fin de visitar a su hija Florencia, quien se encuentra bajo tratamiento médico en ese país, y permanecerá en ese país hasta el próximo 11 de noviembre. Antes de partir, la vicepresidente electa, a través del Instituto Patria, institución que ella dirige, emitieron un duro comunicado contra el presidente de Brasil Jair Bolsonaro ante la negativa de aceptar los resultados de las elecciones presidenciales que dieron como ganador a Alberto Fernández.

Sobre su ida a Cuba, será el séptimo viaje de la ahora vicepresidenta electa a La Habana, para visitar a su hija.

A su regreso la espera una reunión con la vicepresidenta Gabriela Michetti para coordinar aspectos de la transición en la Cámara de Senadores que, no obstante, ya arrancó ayer 31/11 en un encuentro con representantes de la ex presidenta, para fijar una agenda parlamentaria que continuará con otros encuentros la semana próxima.

Para realizar el viaje, la ex presidenta pidió permiso al Tribunal Oral Federal 2, que la juzga por supuestos delitos cometidos con la adjudicación de obra pública nacional en Santa Cruz durante su gobierno.

También lo hizo ante el Oral Federal 7, que quedó a cargo de preparar el futuro juicio por los cuadernos de la corrupción, causa en la que está procesada con prisión preventiva como supuesta jefa de asociación ilícita.

Para el próximo 5 de noviembre, la Cámara Federal de Casación fijó una audiencia para tratar su apelación al procesamiento y la prisión preventiva dictados por el juez federal Claudio Bonadio.

En el caso del juicio por obra pública en Santa Cruz, la actual vicepresidenta electa será indagada cuando concluyan las declaraciones de los demás enjuiciados junto con ella, en fecha a determinar por el Tribunal Oral Federal 2.

Antes de partir, el Instituto Patria, que dirige la vicepresidente electa Cristina Fernández, salió al cruce del presidente pro tempore del Mercosur, Brasil, cuyo presidente es Jair Bolsonaro, por intentar tratar el nuevo régimen de arancelamiento entre los países que integran el Mercosur.

«La Comisión de Integración Regional alerta sobre las graves consecuencias que medidas de tal trascendencia, tomadas a las apuradas por el gobierno saliente, arrojarán sobre la economía nacional, y denuncia asimismo que el método de hechos consumados de tal magnitud, constituye una vulneración de la democracia y una alevosa falta de respeto a la voluntad popular.

Por otra parte, la comisión expresa su apoyo a las nuevas autoridades en la legítima tarea de lograr una transición que acate y honre el pronunciamiento contundente de la sociedad argentina», dice una parte del comunicado.

Esto está siendo leído por estas horas como una advertencia a Bolsonaro para que baje el tono sobre el resultado electoral en la Argentina.

Compartinos: