La Cámara federal de Casación Penal revisará las prisiones preventivas de los acusados en la causa de los cuadernos de la corrupción.

Los miembros de la cámara deberán establecer si existen riesgos procesales como fuga o entorpecimiento de la causa, para justificar las prisiones preventivas.

Recordemos que exceptuando CFK, quien cuenta con los fueros parlamentarios, el resto de los apelantes espera entre rejas la decisión del máximo tribunal penal federal.

Durante la feria judicial de enero, están a cargo del tribunal jueces en una sala de feria, por lo que habrá que ver si se habilita el receso para tratar los pedidos o se aguarda a febrero, cuando retornen a sus puestos los jueces de la sala I que intervienen en la causa, Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa.

Compartinos: