La Cumbre de Presidentes de Parlamentos culminó en el Congreso con la presentación de una declaración final que fue elaborada por consenso y que aporta recomendaciones y sugerencias frente a los grandes problemas globales.

El documento final destaca, entre otros temas, el futuro del trabajo, las migraciones, el cambio climático y la incorporación equitativa de la mujer en el ámbito laboral.

Al respecto, Gabriela Cuevas Barrón, presidenta de la Unión Interparlamentaria Mundial (UIP) y co-organizadora con el Congreso de la Nación del Foro Parlamentario y Cumbre de Presidentes de Parlamento, detalló algunos puntos acordados a través de la contribución parlamentaria: la prevención y solución pacífica de los conflictos, para tener sociedades en paz y prósperas; la condena del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones; y avanzar en el tema de género, siendo las mujeres quienes juegan un rol preponderante en el desarrollo económico.

Además, Cuevas Barrón enumeró los siguientes temas: la preocupación por la erosión de la confianza pública, de las instituciones y en la gobernabilidad democrática; el multilateralismo, para lograr una democracia para todos; un sistema de comercio multilateral, abierto, libre y basado en el respeto entre todos; y trabajo decente para todos, así como redes de seguridad para contener a quienes pasan a nuevos tipos de empleos.

La Cumbre de Presidentes de Parlamentos sesionó en el salón Delia Parodi de la Cámara de Diputados. Se presentó una declaración final, acordada entre todos los participantes de la cumbre.

Los ejes centrales que aborda ese documento son la lucha contra la corrupción, los desafíos del empleo y el empoderamiento de la mujer. «Llegamos a un compromiso para buscar soluciones a los cambiantes problemas globales», destacó la presidenta de la Unión Interparlamentaria, Gabriela Cuevas Barrón. Y anticipó que hubo acuerdo en «fortalecer el multilateralismo mediante una democracia para todos».

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Cornelia Schmidt Liermann, valoró que “es una oportunidad histórica por la aprobación del documento, coma así también el establecimiento de una agenda común de trabajo y programas genuinos de nuestros parlamentos”.

Al dar inicio al debate que compartieron las delegaciones, Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, anunció que “existe voluntad mayoritaria de que las reuniones del P20 se transformen en una parte formal y permanente del G20 de todos los años”.

El encuentro internacional fue inaugurado el miércoles por Emilio Monzó, con un llamado a trabajar en conjunto y a construir consensos frente a los desafíos globales. Fue el primer «Foro Parlamentario y Cumbre de Presidentes de Parlamentos», organizado por el Congreso argentino y la Unión Interparlamentaria en el contexto de la Cumbre de Líderes del G20 que se realizará en Buenos Aires el próximo 30 de noviembre. El Foro fue clausurado ayer al cabo de varios paneles (sobre los cuales se informa por separado), para dar lugar a la apertura de la cumbre.

“En vistas de las crecientes interdependencias de nuestras sociedades, y el aumento de las amenazas a las democracias del mundo, el sistema global de gobierno necesita ser fortalecido para que refleje más claramente las perspectivas e intereses de las personas de todo el mundo, especialmente de los grupos más vulnerables”, afirmó Monzó en su mensaje de apertura.

En ese sentido, el presidente de la Cámara de Diputados señaló que “como líderes, y por el rol asignado a nuestras instituciones, no podemos disociarnos ni de la agenda ni de los ámbitos donde se analizan y debaten los desafíos que enfrenta un mundo cambiante”, al tiempo que auguró “construir consensos en torno al deseo común para lograr un desarrollo equitativo y digno”.

Participaron del encuentro en Buenos Aires autoridades y líderes parlamentarios de los países miembros del G20 (Alemania, Arabia Saudita, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, EE.UU., Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, Estados Unidos de México, Federación Rusa, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Sudáfrica, Turquía) y el Parlamento Europeo, además del Reino de España como invitado permanente, y el Reino de Países Bajos y Chile como invitados especiales.

El “Foro Parlamentario y Cumbre de Presidentes de Parlamentos” tuvo por objeto “promover y estimular entre los parlamentarios de esos países y del Parlamento Europeo la realización de aportes y contribuciones al análisis y el debate de los asuntos que forman parte de la agenda del G20”.

En la declaración final los parlamentos formulan propuestas para ser examinadas en la cumbre de líderes del G20 que se realizará en Buenos Aires.

Compartinos: