Daer: «En la puja de intereses hay quienes quieren limitar la fuerza de los sindicatos»

El diputado nacional y parte del triunvirato de gobierno de la CGT, Hecor Daer, habló con NCN sobre la Reforma Laboral y la posición de la central sindical frente a un posible debate que podría comenzar en el Congreso.

-¿Qué opina de la voluntad del gobierno de comenzar a debatir una Reforma Laboral?

-Podemos conversar temas que tengan que ver con temas comunes, que son la formación profesional, el blanqueo laboral, pero hay otros temas que para nosotros son inclaudicables que son parte de pilares y ejes que hacen al derecho laboral, que los tenemos muy claros, estos son el convenio colectivo de trabajo, la ley contrato de trabajo que enmarca una jerarquía legal para que ningún acuerdo menor perfore derechos, la seguridad social que tiene dos pilares solidarios que son el sistema previsional y el sistema de salud y por supuesto el modelo sindical que tiene correlato con la integridad de los convenios colectivos y la unicidad sindical para que todos los trabajadores tengan la mismas condiciones de trabajo y los mismos salarios en todo el país.

-Se dice que se están negociando aspectos tales como las licencias por embarazo, las horas extras, el presentismo…

-No hemos visto ningún proyecto de blanqueo hasta el momento, eso como primer aspecto a señalar. Nosotros creemos que dicha iniciativa tiene que ir acompañada por la potestad de las organizaciones sindicales de fiscalizar aquellos nichos de trabajadores que están en la informalidad y si solapadamente se quiere quitar derechos a través de una ley de blanqueo, se encontrara oposición a eso. Ahora, en términos de debate de tema, creo que un blanqueo laboral es una asignatura pendiente en el país hace mucho tiempo.

-¿La CGT teme a una reforma laboral después de las elecciones?

Temor no le tenemos a nada, solo a dios. Nosotros somos parte de un sector que representa a una de las partes más grandes y más dinámicas de la sociedad que son los trabajadores, las leyes laborales algunos las toman como que son solo de los trabajadores rasos, y en realidad a los únicos que excluyen es a los geretenes. De ahí para abajo, están atravesados en forma transversal por los derechos laborales, por lo cual es un debate que tendrá bemole, no solo estará la CGT con el resto mayoritario de la sociedad. Habrá que ver cuales son los proyectos y en que momento los presentan.

-¿Estarán acompañando o resistiendo?

Nosotros no vamos a resignar ningún tipo de derecho que sea pilar del derecho tutelar del trabajo.
Que sucede con la no convocatoria al paro
Habrá trabajadores que tendrán que manifestar su voluntad de paro, no hay explicación de porqué no se llama. El paro es un instrumento que tiene el movimiento obrero, para avanzar en determinados climas y momentos, hoy el movimiento obrero en forma absolutamente mayoritaria, diría que en total unanimidad, ha decidido establecer este compas de conversaciones con el poder ejecutivo.

-¿Hay un límite de conversaciones con el gobierno?

No es un tema de límites, cuando políticamente no se puede avanzar, lo que hay que lograr es que no avancen contra nosotros.

-¿Cómo evalúan lo que paso con el Pata Medina?

Es un caso individual, que esperemos que tenga un juicio justo, si un juicio justo lo absuelve nos pondremos contentos y si lo condena nos generará indignación. Pero lo importante de todo esto es que los trabajadores, que son el bien protegido, sigan teniendo representación sindical y no como en el SOMU que fue intervenido y se quedaron sin representación.

-¿Siente que hay una avanzada contra los sindicatos?

En la puja de intereses hay quienes quieren limitar la fuerza de los sindicatos y hay otros que creen que son el valor fundamental de la sociedad moderna. No cabe duda que hay sectores que los quieren debilitar, pero esto no quita ni modifica nuestra estrategia.

-¿Los quieren disciplinar con la justicia?

No, eso de disciplinar es un absurdo. Nosotros discutimos los temas de derechos laborales, si alguno tiene intención de generar algún clima adverso, se equivoca. Yo puedo asegurar, y el gobierno también tiene nota de esto, de una encuesta que muestra que los sindicatos tienen más de 58 por ciento de imagen positiva.

Deja una respuesta