¿De qué se trata el proyecto de Ley que Alberto enviará al Congreso por las restricciones?

Durante el anuncio, en la jornada de hoy, donde el presidente Alberto Fernández  prolongó las medidas sanitarias para detener la “Segunda Ola” de la Pandemia, sostuvo que en pocos días enviará “un Proyecto de Ley al Congreso de la Nación para que en función de criterios científicos claros y precisos se faculte al Presidente de la Nación y a los gobernadores a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional”.

En este sentido argumentó que “la pandemia nos exige una inmensa responsabilidad. Y es la política quien debe tomar las decisiones y encontrar las respuestas al desafío que enfrentamos”.

Uno de los puntos centrales se centra en la búsqueda, por parte del Poder Ejecutivo, de un marco legal que evite que la Justicia bloquee o suspende alguna de las medidas que se adoptan contra el Covid-19, particularmente de la educación a distancia, tal como sucedió con el anteúltimo DNU.

Horas después del anuncio, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, apoyo la iniciativa al puntualizar que el envío de la iniciativa al Parlamento busca «seguir promoviendo el diálogo político» en la adopción de medidas tendientes a hacer frente a la pandemia de coronavirus.

«Este Gobierno ha hecho reuniones con la oposición; el Presidente escucha a todos los gobernadores y al jefe de Gobierno de la Ciudad; permanentemente estamos promoviendo el diálogo», remarcó Cafiero, tras lo cual añadió que es importante «ir al Congreso para que también se debata un proyecto que fije parámetros que sean visibles para todos y ayuden a transparentar las medidas».

El jefe de Gabinete sostuvo que el envío del proyecto también busca aclarar que el Poder Ejecutivo «toma medidas sanitarias» en momentos donde «a veces se quiere tironear desde el punto de vista electoral».

Además, sostuvo que, así, se despejarán dudas «si se quiere pensar que son medidas que no tienen un revestimiento científico» y que, de ese modo, se permitirá a la vez «democratizar» el tema, lo cual «es bueno para la democracia y es bueno también para este Gobierno».

La experiencia de Alemania

Quien también se refirió a la medida fue la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien explicó que el proyecto se está «trabajando con todas las áreas del gobierno nacional» compartiendo y estudiando «experiencias de otros países».

La funcionaria tomo como ejemplo lo acontecido en Alemania que, aun saliendo del invierno, presentó un marco legal para atender a la continuidad de la pandemia bajo los desafíos que suponen, entre otros aspectos, el surgimiento de nuevas variantes virales.

Esta semana, ese país europeo inició una nueva fase de restricciones que están determinadas por una nueva ley que refuerza el poder de Angela Merkel sobre las autoridades regionales en la lucha contra la pandemia.

El texto impone un endurecimiento de las reglas sanitarias cuando la tasa de incidencia (número de infecciones por semana) supere los 100 cada 100.000 durante tres días consecutivos, aunque se desconoce si ese será el mecanismo que propondrá la administración de Alberto Fernández.

El rechazo de Juntos por el Cambio

Como era de esperar la cúpula de Juntos por el Cambio rechazó la intención del Presidente. Si bien aún se desconoce el texto de la iniciativa, las autoridades de la coalición opositora adelantaron su mirada y advirtieron sobre un supuesto intento del jefe del Estado de tener “superpoderes”.

Para Patricia Bullrich, titular de Pro, el jefe del Estado buscará obtener, con la excusa de la pandemia, “tener superpoderes y cambiar las elecciones. Esto es el ‘vamos por todo’”.

Según Bullrich, el Presidente “perdió todo tipo de autoridad” y no logra reunir consensos en el Congreso para avanzar con la reforma del Ministerio Público Fiscal y la postergación de las elecciones. “En esta idea de volver a reconstruir la autoridad presidencial, quieren volver a marzo del 2020. Van a querer obligar a la Ciudad a que no tenga clases presenciales”, señaló.

Por su parte, el diputado nacional Pablo Tonelli (Pro), anticipó que la oposición rechazará el proyecto de Fernández si implica un avance sobre “las atribuciones del Congreso o las autonomías provinciales”.

“Para enfrentar los problemas del país y la pandemia, el Presidente apuesta a pasar por encima la Constitución y las leyes. El mejor modo de enfrentar el problema, justamente, es cumpliendo con la Constitución y las leyes, respetando las competencias de cada poder”, dijo Tonelli a este medio.

Según el legislador, el Presidente “debería apelar al diálogo con los gobernadores y otros poderes del Estado”.

“Que pida al Congreso las leyes que considere necesarias y las vamos a analizar, pero que no pida superpoderes y ponerse el por encima de la Constitución. Eso trae más problemas que soluciones”, sentenció.

Por su parte, el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, advirtió que “ninguna delegación de facultades restablecerá el prestigio que el Presidente ha perdido por su sola acción y el poder político que tuvo durante mucho tiempo para tomar decisiones”.

“No veo para qué los superpoderes. No sabemos lo que está escrito, ni lo que quiere pedir”, resaltó Cornejo, diputado nacional de Juntos por el Cambio.

En esta línea, Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, anticipó que discutirán la iniciativa, pero advirtió: “Bajo ningún punto de vista vamos a conceder facultades extraordinarias para disponer de la libertad de los argentinos o avasallar las autonomías de las provincias o la Ciudad”.

Finalmente, el presidente de la CC-ARI, Maximiliano Ferraro, también rechazó el mensaje del jefe del Estado.

“Cuando la cuarentena le daba legitimidad pública se aferraba a los DNU. Ahora pareciera querer compartir las responsabilidades de los errores cometidos”, opinó Ferraro, que integra el interbloque de la principal coalición opositora en la Cámara baja.

Deja una respuesta