Declaran Huésped de Honor a Mikhail Barishnikov

En la sesión del jueves de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se sancionó el proyecto de los diputados Christian Bauab (Bloque Pro) y Carmen Polledo (Bloque Pro), para declarar “Huésped de Honor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” al bailarín, coreógrafo y actor Mikhail Nikoláyevich Baríshnikov, que visitará nuestra ciudad entre los días 19 y 26 de agosto para protagonizar la obra “The Old Woman”.

Mikhail Nikoláyevich Baríshnikov, es un bailarín, coreógrafo y actor, a quien el crítico Clive Barnes llamó el bailarín más perfecto que jamás vi”.

Baríshnikov nació en 1948 en la ciudad de Riga, Letonia, de padres rusos. Su padre era oficial del ejército y su madre costurera. Cuando Mikhail tenía doce años, su madre se suicidó y quedó al cuidado de su padre y abuela. A los once, presentó su solicitud para la Escuela de Ballet del Teatro de la Ópera de Riga, donde fue aceptado un año después, en 1960, y donde continuaría sus estudios académicos, para convertirse más tarde en uno de los mejores bailarines del mundo.

Al completar sus estudios en 1966, se unió al Ballet Kírov en Leningrado. Hizo su debut profesional como solista, en “Giselle”. Ese mismo año ganó la medalla de oro en la competición internacional de ballet de Varna, Bulgaria. Después de tan solo dos años como profesional, hizo su primer papel principal en “Goryanka” de Oleg Vinográdovcoreografiado específicamente para él. Ese mismo año, recibió la medalla de oro en la primera competición de ballet de Moscú, además del premio Nizhinski. Se convirtió en el bailarín más joven en recibir el Premio del Estado al Mérito de la U.R.S.S.

Durante su estancia en Rusia, fue pareja de Irina Kolpakova, la más grande bailarina clásica viviente, en ballets como “La bella durmiente”, “El cascanueces”, “Giselle”, “Coppélia”, “La llama de París”, y “Don Quijote”, y coreografió Vestris (1969), representando a Auguste Vestris, y “Creación del mundo” (1971), una ópera nueva satírica y religiosa donde hizo de Adán junto a Kolpakova como Eva. Sin embargo, su deseo de trabajar con más coreógrafos occidentales, junto a sus preocupaciones sobre lo que él consideraba el declinar del Ballet Kírov, lo llevó a un creciente desasosiego.

Después de conocer al coreógrafo francés Roland Petit en Leningrado, participó en una gira por Canadá. En 1974, pidió asilo político en Toronto. Su primera actuación después de salir del aislamiento temporal en Canadá fue con el Ballet Nacional de Canadá en una versión televisada de “La Sílfide”.

De 1974 a 1979 fue bailarín principal con el American Ballet Theatre (ABT), donde fue pareja de Gelsey Kirkland. También trabajó con el New York City Ballet de George Balanchine e hizo giras con compañías de ballet y danza moderna alrededor del mundo durante 15 meses. Varios papeles fueron creados para él, como “Opus” (1971) y “The Dreamer” (1979), de Balanchine y Jerome Robbins,” Rhapsody” (1980), de Balanchine y Frederick Ashton, y “Other Dances” (con Natalia Makárova) de Jerome Robbins. Volvió a ABT en 1980 como bailarín y director artístico, puesto que mantuvo durante una década. El 3 de julio de 1986, se convirtió en ciudadano naturalizado de los Estados Unidos.

El cambio más importante en su vida profesional se registró tras la decisión de abandonar el ballet, cambiándolo por la danza moderna al fundar “White Oak Dance Project”, una compañía de giras junto con Mark Morris siendo director artístico desde 1990 hasta 2002.

En diciembre de 2000, Misha obtuvo el premio John F. Kennedy Center, que compartió con el tenor español Plácido Domingo y la actriz Angela Lansbury.

En el 2005 abrió su Centro de las Artes en Nueva York, el BAC (Baryshnikov Artist Center).

El BAC es la realización de una visión largamente sostenida por el director artístico Mikhail Baryshnikov, que construyó un centro cultural siendo un lugar de encuentro para los artistas de todo el mundo y de todas las disciplinas en el barrio de Hudson Yards of Manhattan, con un total de 20,000 pies cuadrados, incluyendo el Jerome Robbins Theater de 238 butacas. En 2010, inauguró el Performance Space Howard Gilman, un espacio de actuación cuadro negro con capacidad 136 personas; cuatro estudios libres de columnas y espacio de oficinas. BAC atiende aproximadamente a 500 artistas y más de 22.000 miembros de la audiencia anualmente a través de presentaciones y residencias de artistas.

El BAC se dedica a la construcción de un público para las artes mediante la presentación de obras contemporáneas a precios asequibles.

También posee un programa de educación artística para los estudiantes de escuelas secundarias públicas de la ciudad de Nueva York. Los estudiantes nominados por los maestros de las escuelas asociadas, participan en talleres de producción en espacios teatrales y escriben respuestas críticas a las actuaciones a las que asisten en el BAC y en otras salas como Danspace Proyect, Nueva York Live Arte, HERE Arts Center y The Public Theater.

Barishnikov recibió dos doctorados honoris causa: el 28 de septiembre del 2007 del Conservatorio Shenandoah de la Universidad de Shenandoah, y el 11 de mayo de 2006, de la Universidad de Nueva York.

Durante su carrera como actor, Baríshnikov fue reconocido en particular por su primer papel en la película de 1977  “Momento de decisión”, donde recibió una nominación al Oscar. Además, participó como actor principal en la película de 1985 “Noches blancas o Sol de medianoche”, coreografiada por Twyla Tharp y producida por Taylor Hackford , al lado de Gregory Hines e Isabella Rosselli y en la película de 1987 “Dancers”.

Hizo su debut televisivo bailando en 1976, en el programa de la PBS “In Performance Live from Wolf Trap”. Durante la navidad de 1977, la cadena CBS trajo su aclamada producción del ballet clásico de Chaikovski “El cascanueces” a la televisión y se mantuvo como la versión televisada más popular y vista hasta hoy. Es una de las dos únicas versiones de “El cascanueces” nominada a un Emmy.

En agosto de este año, Mikhail Baryshnikov llegará a nuestro país para presentar su obra “The Old Woman” que recibió grandes elogios, comentarios y localidades agotadas en todos los teatros donde se presentó, siendo ovacionada en París, Nueva York y en los más importantes Festivales Europeos.

Deja una respuesta