Delegados del Borda y legisladores concuerdan en la necesidad de un juicio político a Macri

Legisladores porteños no oficialistas se reunieron con delegados de trabajadores del Hospital Borda escucharon sus reclamos y prometieron actuar en conjunto, luego de que les presentaran una carta en la que pedían «que los diputados asuman el compromiso de tratar y dar respuesta» a las problemáticas que afronta el neuropsiquiátrico. Coincidieron en la necesidad de esclarecer los sucesos del viernes mediante juicio político al intendente de Buenos Aires Mauricio Macri.

Los representantes del Borda buscan lograr que se prohíba la construcción del Centro Cívico y del Distrito Gubernamental en el espacio donde actualmente funciona el hospital (aprobado por la Legislatura), que la gestión macrista destine los terrenos en cuestión a la ejecución de un proyecto de promoción de salud, que se deroguen las leyes que aprobó el parlamento porteño para la construcción de proyectos inmobiliarios en Liniers, Caballito y Palermo. Asimismo, solicitan juicio político a Macri y al Ministerio de Desarrollo Urbano que conduce Daniel Chain.

Si bien el reclamo tomó notoriedad en la agenda mediática a raíz de la cruenta represión del pasado viernes próximo -que dejó un saldo de cincuenta heridos- los representantes del Hospital del sur de la Ciudad de Buenos Aires denuncian sucesos que se extienden en el tiempo. Los gremios afirman que la gestión PRO está llevando adelante una estrategia de vaciamiento de la institución, para que llegado el caso, explican, sea más rentable demolerlo o regalarlo antes que reacondicionarlo.

En ese marco de vaciamiento, los empleados consideran que tuvo lugar la situación que el viernes protagonizaron la Policía Metropolitana contra médicos, pacientes, enfermeros, trabajadores y periodistas para derrumbar el Taller Protegido n19, a pesar de mediar una cautelar que impedía el inicio de la obra. Por eso, no sólo apuntan a auditar la labor de la fuerza de choque capitalina, sino a concretar un juicio político contra el intendente Macri y el ministro de Desarrollo Urbano Chaín.

Al respecto el legislador porteño Adrián Camps (PSA) señaló que “el macrismo comienza a perder la batalla comunicacional y por eso habla de ‘sancionar a los policías que cometieron excesos’”.

El referente del socialismo agregó que más allá de la auditoría sobre el operativo policial es necesario prestar atención a los funcionarios del Ejecutivo. «Hay responsables políticos de lo que pasó y esos también tienen que pagar: Los que armaron esta policía eligiendo a los más violentos; los que dieron la orden de desplegarla en un hospital público; los que dieron la orden de reprimir a trabajadores, pacientes, periodistas y diputados; los que no se hicieron presentes en el lugar del conflicto; los que justifican lo que pasó y dicen que ‘todo estuvo bien”.

macri y policía

 

Deja una respuesta