Desde el Ejecutivo vinculan la denuncia de espionaje con una estrategia electoral

El Jefe de Gabinete Aníbal Fernández afirmó hoy que “es un invento” y que el gobierno “no tiene nada que ver” con las denuncias realizadas por las diputadas del PRO, Laura Alonso y Patricia Bullrich, acerca de supuestas interceptaciones telefónicas y por ello, agregó, se ha puesto a disposición de la Justicia.

Al ser consultado sobre el tema, en su habitual diálogo con periodistas, antes de ingresar a la Casa de Gobierno, ratificó el comunicado de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), a cargo de Oscar Parrilli,  que dejó en claro que no realiza «ninguna tarea de interceptaciones telefónicas o seguimientos de comunicaciones por cualquier medio».

La AFI también puso a disposición de la Justicia “la documentación necesaria” y ratificó que “se encuentra a disposición de la Justicia interveniente en la denuncia a los efectos de investigar los hechos y sancionar a los responsables en caso de que eso exista».

El referente del Poder Ejecutivo hizo hincapié en la Ley 25520 de Inteligencia: “Prohíbe expresamente el trabajo de esa característica” y agregó que la denuncia tiene “inconsistencias bastante importante porque en algún lugar habla del ex pre candidato a presidente (José Manuel) De la Sota con lo cual está infiriendo que estamos hablando después del 9 de agosto porque ya habían pasado las PASO para que fuera ex precandidato. Después habla de conjueces, cuando el 21 de abril había sido la decisión de la Corte de no permitir la composición con la actual legislación, con lo cual no se entiende muy bien, tiene más un color de otra característica”.

Admitió que es llamativo que se haya realizado a tres días de las elecciones generales y subrayó: “es un invento de los tantos que han hecho estas dos diputadas” que son las que “blandieron el proyecto en contra la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) firmado por el doctor (Alberto) Nisman que terminó siendo un espanto y que no podía ser otra cosa que terminar en un tacho de basura; después fueron las que motivaron y lo llamaron quinientas veces a Nisman para que fuera a la Cámara de Diputados para agraviar al gobierno tantas veces como pudieran; paso la desgracia que pasó y que todos conocemos. No es la primera vez”, subrayó.

Sostuvo que también “se olvidan hablar que el líder de su propia fuerza política que es Mauricio Macri  está procesado por escuchas ilegales; habría que ir a buscar al especialista para preguntarle cómo se hacen estas cosas, y resulta ser que las explicaciones las tenemos que dar nosotros. El gobierno se va a allanar a todo lo que solicite la Justicia para que se pueda investigar en cualquiera de las áreas que se pueda suponer que pueda haber tenido algo que ver con este tema como corresponde porque así tiene que ser”.

Aníbal Fernández reiteró que “si la ley de Inteligencia prohíbe estas cosas y tenemos la seguridad de no haber participado ni colaborado en ninguna acción de esa característica, hay que allanarse a lo que la Justicia pida, ofrecer toda la información posible para que se pueda conocer, investigar, estudiar como corresponda y se dilucide definitivamente. Digamos que los mensajeros no son precisamente los más serios a la hora de presentar una cosa de esta característica”, acotó.

“El gobierno tiene la tranquilidad de ofrecer todas las posibilidades para que se analice con el criterio, seriedad que corresponden para que todos los involucrados se sientan tranquilos” sostuvo luego el Jefe de gabinete, al reiterarse preguntas sobre el tema.

Deja una respuesta