Desde el FPV remarcaron que el Instituto Universitario Madres de Plaza de Mayo obedece a que el Estado debe ser el garante de los derechos humanos

El diputado nacional Rodrigo Gill (FPV – Córdoba) ofició de miembro informante en el debate del proyecto de ley en revisión para establecer la creación del Instituto Universitario de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo. Explicó que la fundación obedece a que es el Estado quien debe garantizar la formación en derechos humanos.

En ese sentido, subrayó que es el Estado Nacional el organismo que tiene la obligación ser el garante en derechos humanos para que “nunca más” el terrorismo de Estado tenga lugar en la política argentina.

A su vez, Gill resaltó que la iniciativa que será ley hoy no implica una estatización de la universidad popular de las Madres, sino la creación de una nueva institución, salvo en la continuidad de las materias y los planes educativos que desarrolla actualmente la entidad.

Uno de los puntos más cuestionados de la medida fue el pasivo que generó en Madres de Plaza de Mayo la asociación con Pablo Schoklender en Sueños Compartidos, que generó una deuda de 230 millones de pesos. En el debate en el Senado, el miembro informante en el recinto Eduardo Aguilar (FPV – Chaco) especificó que el Ejecutivo “absorbe alumnos, personal docente, personal no docente, muebles, inmuebles y derechos. No obligaciones”. Y destacó: “No absorbe pasivos de la Universidad Madres de Plaza de Mayo”.

La iniciativa del PEN fue modificada por la cámara de origen y cambió la redacción de su primera artículo. Se eliminó la referencia a convenios con el Poder Ejecutivo, en respuesta a los planteos del arco opositor que indicaban que tras la estatización de la Universidad Popular existían negociados entre las Madres y el Gobierno.

El artículo 1 quedó redactado de la siguiente manera: “Créase el Instituto Universitario de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo, comunidad funcional, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el que tendrá su sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se constituirá sobre la base de la actual Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo”.

Respecto al nombre del Instituto, Rodrigo Gill destacó que es “en honor a la lucha, a la resistencia a la esperanza que aún representan todas las Madres de Plaza de Mayo, junto a las Abuelas”.

Deja una respuesta