Desde el PRO piden la reposición de Cabral y denuncian a los consejeros que lo apartaron

Diputados nacionales del PRO anticiparon que solicitarán ante la justicia la instalación de una medida cautelar para reponer al juez Luis María Cabral en la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal. También denunciarán penalmente a los consejeros que removieron al juez y al nuevo juez subrogante Claudio Vázquez.

Se trata de una iniciativa de los legisldores Patricia Bullrich, Laura Alonso y Federico Pinedo. La denuncia también abarcará a los consejeros de la Magistratura que separaron al juez: Gabriela A. Vázquez, Julián Álvarez, Jorge Daniel Candis, Anabel Fernández Sagasti, Ruperto Godoy, Pablo González y Héctor Recalde, y al nuevo juez subrogante en Casación, Claudio Marcelo Vázquez.

Según consta en la denuncia, les imputan los delitos de impedimento y obstrucción de justicia, usurpación de autoridad, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionarios públicos, previstos en los arts. 241 inc. 2, 246 y 248 del Código Penal.

Alonso explicó que la denuncia deja al descubierto «la maniobra delictiva de la mayoría oficialista en el Consejo» ya que «se arrogaron de manera insólita la función de hacer cesar a los jueces subrogantes, que tienen la garantía de inamovilidad del art. 110 de la Constitución, como todos los demás, en protección de su independencia, y que duran en ese cargo hasta ser reemplazados por uno designado conforme con el procedimiento constitucional normal».

La Diputada de Unión Pro expresó también que «lo que hizo la mayoría oficialista del Consejo es contrario a todo: a la ley de subrogancias, a la Constitución, a lo dicho en este punto por nuestra Corte y por la Corte Interamericana de Derechos Humanos». Y agregó: «inauguraron con Ulpiano Martínez y con Cabral esta inventada potestad de separar jueces subrogantes. Al primero para sacarlo de causas que comprometen a Báez en Bahía Blanca, y a Cabral para evitar su voto de inconstitucionalidad del Memorándum con Irán, cuya definición era inminente».

«La mayoría oficialista del Consejo apartó también al juez Gustavo Hornos de la Sala I de la Cámara de Casación, de modo de designar allí no uno sino dos jueces subrogantes oficialistas, para así tener mayoría en causas que le tocan a esa sala y que son muy sensibles para el kirchnerismo, como la de las coimas en el Senado y la causa “Hotesur”, además de la del Memorándum con Irán. Es todo tan claro y vergonzoso que se dan varios delitos juntos», concluyó Alonso.

Por su parte, el Diputado Federico Pinedo advirtió: «Sacar a un juez honesto para poner un juez kirchnerista es un abuso. Creo que es un delito contra el derecho del pueblo, a la convivencia en paz y a tener jueces imparciales».

A su vez, la Diputada Patricia Bullrich aseguró: «El oficialismo convierte al Consejo de la Magistratura en un órgano que, de acuerdo a las sentencias previsibles, acomoda a los Jueces, discrecional y salvajemente, para que voten lo que el Gobierno les ordena. Esto merece una sanción por abuso y desvío de poder».

Deja una respuesta