Desde la izquierda cuestionan el protocolo antipiquetes

La diputada nacional Myriam Bregman (FIT – Buenos Aires) cuestionó el protocolo de seguridad que impulsó ayer el Poder Ejecutivo. Consideró que es “increíble” que, a través de una resolución ministerial, “pretendan avasallar un derecho fundamental, como es el derecho a la protesta y a la movilización”. Elevarán una iniciativa para derogar el artículo del Código Penal en el cual se funda el protocolo en cuestión.

La legisladora clasista profundizó detallando que el único objetivo que persigue la medida es “blindar el ajuste en curso e impedir manifestaciones contra los despidos, por el salario y hasta contra los cortes de luz y la megaminería».

Asimismo, su espacio presentará un proyecto de resolución para plantear el rechazo y repudio enérgico al respecto.

En ese sentido, la referente en materia de derechos humanos resaltó que el protocolo “parte de considerar que toda protesta constituye flagrante delito y deja en manos de las fuerzas de seguridad definir qué protestas permiten y cuáles no, pulverizando el principio de inocencia y violando numerosos fallos judiciales que han reconocido que el derecho a la protesta está por sobre eventuales problemas de tránsito».

A su vez, destacó que el protocolo habilita a las fuerzas de seguridad a reprimir sin orden judicial basándose en el artículo 194 del Código Penal impuesto por el general Onganía.

Deja una respuesta