Diputada Graciela Camaño cuestionó a Juntos por el Cambio: qué dijo

La diputada nacional del Interbloque Federal, Graciela Camaño (Identidad Bonaerense), cuestionó a la dirigencia de Juntos por el Cambio y sostuvo que ese espacio «no encuentra la forma de ponerse de acuerdo», al afirmar que «hay una competencia sobre liderazgos con vistas a 2023» que, dijo, «saca de foco a la sensatez».

Camaño se mostró además a favor de volver a impulsar la idea de una tercera vía, como alternativa a las dos fuerzas mayoritarias, y consideró que «Argentina no tiene salida si no se supera la política de la grieta, la confrontación, el ir a los extremos».

Según la diputada nacional, «hay que ponerle más volumen hoy a esa tercera vía. Es muy cierto que esta tercera vía está muy adelgazada. Habrá que ponerle mucho trabajo, voluntad, y ver de qué manera se van resolviendo también los otros temas en las otras dos fuerzas políticas».

De esta manera, la diputada nacional hizo referencia a Consenso Federal, la fuerza integrada por dirigentes como Roberto Lavagna y algunos gobernadores como el entonces mandatario salteño, Juan Manuel Urtubey, entre otros, que compitió en las elecciones de 2019 y que sólo logró el 6 por ciento de los votos.

«El problema serio es de Juntos. Tiene multiplicidad de bloques y pensamientos totalmente distintos. Frente a una coalición tan variopinta como Cambiemos, hay matices, pero en este momento hay mucho más».

En una entrevista con Perfil, Camaño consideró que «la dirigencia de las dos minorías mayoritarias, y fundamentalmente de la oposición, está muy abocada a verificar los liderazgos. Eso no ayuda a construir ningún diálogo porque cada uno está jugando su juego».

«Se está convocando a charlar sobre lo que Argentina presentaría en el tema de la deuda externa. Se supone que a Cambiemos tendría que interesarle porque tuvo alguna responsabilidad al respecto«, aseveró la diputada nacional al afirmar que Juntos por el Cambio, sin embargo, » encuentra la forma de ponerse de acuerdo».

Según Camaño, «algunos dirigentes dicen una cosa y otros otra. Hay una competencia sobre liderazgos con vista a 2023 que saca de foco a la sensatez».

«El problema serio es de Juntos. Tiene multiplicidad de bloques y pensamientos totalmente distintos. Frente a una coalición tan variopinta como Cambiemos, hay matices, pero en este momento hay mucho más. Por un lado, están las diferencias que no saldaron las elecciones», enfatizó Camaño.

Para la diputada, «las elecciones no resolvieron las internas de JxC, sino que las exacerbaron más. No es que el que ganó conduce y el que perdió acompaña. Están con un problema de falta de coordinación muy grande».

Sobre la medida de la Corte Suprema de declarar inconstitucional la reforma del Consejo de la Magistratura, Camaño sostuvo que «tenemos un servicio de Justicia que quizás merezca algunas reprobaciones, pero los fallos judiciales se cumplen».

«Como Consejo de la Magistratura debemos tomar todas las medidas para ponerlo activo durante la feria, elaborar los padrones, que es un trabajo que tenemos que hacerlo junto con los estamentos. Son tres estamentos que deben convocar a elecciones. Otra cosa que me queda clara del fallo, y de hecho lo expresé en un escrito que presenté al Consejo, es que deben ir a elecciones», aseveró la diputada.

En torno a su relación con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, de quien fue aliada política, Camaño afirmó: «Me peleo con él en la Cámara. Soy muy pública con la relación» aunque admitió que «hay una vieja amistad que no voy a desconocer, sería imposible con una persona a la que uno conoce desde los 17 años. Sería deshonesto decir que se cerró una puerta».

Tras reconocer que Massa «hizo un muy buen trabajo durante la pandemia habilitando la tecnología para poder seguir trabajando», la diputada añadió: «Pondero esa parte de su gestión. No soy tan mezquina como otros. Con el consenso de todos logramos establecer un sistema que nos permitió seguir trabajando», aseveró.