Diputada Marziotta: «La Ciudad debe tener una mirada progresista y popular»

La diputada nacional Gisela Marziotta, precandidata a renovar su banca en el Congreso por el Frente de Todos, admitió la hegemonía del PRO en la Ciudad de Buenos Aires, pero afirmó que es necesario que el distrito porteño tenga «una mirada progresista y popular».

«El desafío para el Frente de Todos porteño es crecer. Si bien es cierto que el PRO viene ganando hace muchos años, también lo es que nuestro espacio ha logrado mejorar en cada elección», señaló.

En una entrevista con la agencia NA, Marziotta aseguró que «el PRO ha transformado a la ciudad en un negocio inmobiliario».

«Creemos que el debate electoral tiene que centrarse en sentar las bases para la reconstrucción de la Argentina productiva, con empleo, con educación. Esa fue la promesa con la que ganamos en 2019 pero que la pandemia puso un poco en pausa», reconoció.

«Creo que el trabajo del futuro Congreso será sin duda producir las condiciones en este camino de poner a la Argentina de pie», pronosticó.

Hubo mucha discusión en el cierre de listas pero finalmente ocupará un lugar de mucha visibilidad. ¿Cómo tomó la noticia?

-Integro un frente político, y por lo tanto las listas deben expresar la diversidad de los espacios que lo componen. Pero fue bastante prolijo y amigable. El mismo día que firmamos la integración nos presentamos todos en aquel acto con Cristina y Alberto en Escobar. Llegamos a una lista de unidad y avanzamos ya en la organización para hacer una campaña que se apoye en las propuestas para ir saliendo de esta crisis sanitaria y reconstruir argentina.

¿Cuáles serán los ejes de la campaña?

-Creemos que el debate electoral tiene que centrarse en sentar las bases para la reconstrucción de la Argentina productiva, con empleo, con educación. Esa fue la promesa con la que ganamos en 2019 pero que la pandemia puso un poco en pausa. Aún habiendo tenido que auxiliar la emergencia se logró una reactivación en la industria, y vamos en camino hacia una recuperación. Será duro pero la lograremos.

¿Cuál es el objetivo del Frente de Todos para esta campaña en la Ciudad?

-El desafío para el Frente de Todos porteño es crecer. Si bien es cierto que el PRO viene ganando hace muchos años, también lo es que nuestro espacio ha logrado mejorar en cada elección. Y es bueno para la Ciudad tener una mirada progresista y popular. El PRO ha transformado a la ciudad en un negocio inmobiliario. No cuidó a las pymes. No cuidó los espacios verdes. Y por supuesto la escuelas públicas presentan muchas dificultades de infraestructura. La seguridad también sigue siendo un gran problema, aunque tengan una policía relativamente nueva y propia. Hay que mejorar la capacitación y el equipamiento. Se trata de cambiar el enfoque.

A nivel nacional, ¿qué se pone en juego en esta elección?

-En Argentina hay que generar condiciones para el desarrollo económico y para el empleo. Recibimos un país quebrado y endeudado. Creo que el trabajo del futuro Congreso será sin duda producir las condiciones en este camino de poner a la Argentina de pie. Y eso implica reordenar las nuevas formas de teletrabajo, las nuevas oportunidades que fueron surgiendo con la crisis sanitaria, la promoción de la industria y todo lo que implica reordenar esta nueva sociedad pospandemia en donde conviven las estructuras y formas que teníamos antes de marzo del 2020 con esta normalidad de hoy. También garantizar la educación, la conectividad, la formación para el trabajo.

¿Qué opina sobre la polémica sobre los dichos de Fernando Iglesias acerca de las supuestas «visitas sexuales» de Florencia Peña a Olivos?

-Las expresiones de odio en general y más directamente contra las mujeres del diputado Fernando Iglesias son sistemáticas. Tiene una carga de mucha violencia y misoginia. Deberían sancionarlo su partido y el Congreso.