El jefe del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, Mario Negri (CBA.UCR-CAMBIEMOS-2015/2019), sostuvo hoy que las elecciones primarias desarrolladas ayer fueron “como un tsunami” y si bien no se consagran candidatos en estos comicios “es un resultado que sorprendió a propios y extraños”.
Y agrego, “tal como está la Argentina, es un país muy vulnerable. Cualquier oscilación financiera en el mundo nos golpea fuerte. Creo que la política debe mostrar madurez, racionalidad”.
“Hay que estar muy sereno. La democracia se expresa en las urnas. La gente está expresando cosas, insatisfacciones, hay que respetar la voluntad popular. Si demostramos que somos una democracia madura, creo que debemos actuar con inteligencia política en términos de gobernabilidad porque este es un país que está sufriendo una crisis de máxima vulnerabilidad».
En ese sentido, Negri afirmó que «por supuesto que esto es tanto para el gobierno, que tiene la máxima responsabilidad, como para los que en las PASO han salido victoriosos. Hay que actuar en términos de mensajes de un país normal, que no haya disparadas cambiarías, zozobras en los mercados, en la gente. En la medida en que haya voluntad política del oficialismo y de la oposición, esto será posible».
» En octubre hay que competir, – asevero el jefe de bloque de Cambiemos-  si el Gobierno aspira a mejorar debe hacer un repaso sereno del malestar de la sociedad. Porqué se planteó cuál es el orden de prioridades, está claro que la economía tiene una incidencia mayúscula”.

Las elecciones hay que enfrentarlas. Hay que sacar alguna buena conclusión para saber de qué manera se garantiza la gobernabilidad. Lo importante es que debe haber diálogo entre todos los sectores porque en el medio está la gente”, enfatizó Negri.

Finalmente, el diputado nacional sostuvo que “en cualquier país del mundo, aunque se esté saliendo de la recesión como está sucediendo lentamente en la Argentina, con las flechas para abajo de la economía es difícil ganar una elección».

Sostuvo además que «los encuestadores estarán pensando si van a seguir trabajando o no. La excepción fue Córdoba, donde la victoria fue clara. Se ganó por 18 puntos”.

«A lo mejor, además, no hubo un equilibrio entre la necesidad, la ansiedad social y la velocidad del ordenamiento que tuvo que hacer el Gobierno. Nosotros hemos tenido discusiones sobre las tarifas, cómo se salía de los subsidios, etcétera. Hay múltiples causas, pero la República debe seguir funcionando”, afirmo.

Compartinos: