A través de la iniciativa del Diputado de la Nación por San Luis, José Riccardo , entró este viernes al Congreso Nacional un proyecto de resolución para constituir un “Comité Científico Nacional” de atención a la emergencia por la pandemia del Coronavirus, bajo la órbita Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil, acompañado por diez diputados y diputadas.

El mismo estipula que el Poder Ejecutivo Nacional, a la brevedad constituya el mencionado Comité que deberá estar integrado por reconocidos expertos provenientes de las universidades nacionales, institutos nacionales, centros científicos e institutos del Conicet, y de otras instituciones de Salud de reconocida excelencia.

Según el Proyecto su función será asesorar al gobierno nacional en cada medida tomada en el marco del desarrollo de la emergencia y proponer acciones que atiendan las distintas contingencias. Así como también asesorar a las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El Comité tendrá la responsabilidad, además, de interactuar con el Comité de Emergencias de la Organización Mundial de Salud, y otros organismos similares de países afectados, para coordinar procedimientos y compartir las experiencias recogidas frente al desarrollo y contención de la pandemia y su actividad tendrá alcance nacional, para lo cual tendrá la responsabilidad de coordinar con los sistemas de salud provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El proyecto ha sido acompañado por los diputados Claudia Najul, Ximena García, Dolores Martínez, Fabio Qetglas, Carlos Fernández, Carla Carrizo, Gabriela Lena, Aida Ayala, Estela Regidor, Lorena Matzen y Federico Zamarbide.

 

PROYECTO DE RESOLUCIÓN
La Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:
Instar al Poder Ejecutivo Nacional a constituir un COMITÉ CIENTÍFICO NACIONAL DE ATENCIÓN A LA EMERGENCIA POR LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS, bajo la órbita del Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil creado por Ley 27.287, a la brevedad posible y de acuerdo a los siguientes presupuestos:
1. Estará integrado por reconocidos expertos provenientes de las universidades nacionales, institutos nacionales, centros científicos e institutos del Conicet, y de otras instituciones de Salud de reconocida excelencia.
2. Tendrá por función asesorar al gobierno nacional en cada medida tomada en el marco del desarrollo de la emergencia y proponer acciones que atiendan las distintas contingencias. Así como también asesorar a las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
3. Se solicitará a las instituciones mencionadas en el punto 1 que propongan uno o más científicos expertos en la materia, para que en un plazo no mayor a una semana el Poder Ejecutivo Nacional declare conformado el Comité, asegurando amplia participación y presencia de los/las científicos/as más destacados/as de las instituciones.
4. El Comité tendrá la responsabilidad de interactuar con el Comité de Emergencias de la Organización Mundial de Salud, y otros organismos similares de países afectados, para coordinar procedimientos y compartir las experiencias recogidas frente al desarrollo y contención de la pandemia.
5. La actividad del Comité tendrá alcance nacional, para lo cual tendrá la responsabilidad de coordinar con los sistemas de salud provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
FUNDAMENTOS
La pandemia del coronavirus COVID-19 está entre nosotros. Fue cuestión de semanas para que lo que comenzó siendo un foco aislado en la República Popular China se expandiera por casi la totalidad del globo. Países como China e Italia, fueron sorprendidos por la fuerza del contagio, y ante la insuficiencia de medidas preventivas hoy atraviesan situaciones extremadamente graves. En la Argentina, así como en Estados Unidos y otros países, se minimizó la posibilidad de que el coronavirus nos alcanzara tan rápidamente. Sin embargo, los casos se duplicaron de un día para el otro y la expansión del virus comenzó a despegarse de manera alarmante.
En un principio, quienes inadvirtieron las posibilidades no fueron comunicadores u opinólogos, sino autoridades nacionales teóricamente especializadas en epidemiología y salud pública. Pero más allá de eso, y conscientes de que es momento de dejar de lado cuestiones políticas del quehacer cotidiano, es hora de buscar colaboración de quienes más saben en nuestro país, aquellos científicos y científicas reconocidos mundialmente por su expertise, y que despiertan el orgullo de todo el pueblo argentino.
El poder ejecutivo nacional los debe convocar. La sanción de la Ley 27.287 que crea el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil, establece el marco indicado para la realización de esa convocatoria. Las particularidades y gravedad del caso amerita la conformación de un Comité especial, que creado bajo la órbita del Consejo Nacional para la Gestión Integral del Riesgo y la Protección Civil, se volvería un espacio fundamental para atender la situación, asesorando al PEN al mismo tiempo que se desarrolla la crisis. Los y las científicos y científicas de las Universidades Nacionales, del CONICET y de instituciones privadas, epidemiólogos de centros de salud y de investigación deben estar sentados en esa mesa.
La convocatoria tiene que ser rápida y amplia. No podemos esperar más. Tal vez correspondería dictar una ley, pero los tiempos exigen que tengamos una dinámica parecida a la de la pandemia. Por eso, instamos al Poder Ejecutivo Nacional a convocar en cuestión de horas la constitución del Comité Científico Nacional de Atención a la Emergencia por la Pandemia del Coronavirus, para tener, en pocos días, una herramienta de alta calidad científica constituida, funcionando y contribuyendo a enfrentar de la mejor manera posible esta pandemia mundial. También apelamos a los gobiernos provinciales, para que acepten la competencia nacional de este organismo, ya que la situación no acepta medidas aisladas.
Por lo expuesto, invito a los Señores Diputados y las Señoras Diputada a acompañar la iniciativa.
Compartinos: