La Cámara de Diputados de la Nación aprobó este viernes por la madrugada por unanimidad y envió al Senado el proyecto que impulsa la creación de una Campaña Nacional para la Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus de todo el país. La iniciativa sumó los 229 votos de los diputados presentes en el recinto y conectados en forma telemática.

Al inicio de la sesión, los legisladores aprobaron a mano alzada la designación de Miguel Ángel Pichetto como miembro de la Auditoría General de la Nación (AGN). El bloque del Frente de Todos se abstuvo y los integrantes del Frente de Izquierda votaron en contra.

La iniciativa, que contó con dictamen favorable de la Comisión de Acción Social y Salud Pública, promociona la donación voluntaria de plasma sanguíneo proveniente de pacientes recuperados y, entre otras cuestiones, reconoce a los donantes como «ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina».

El diputado Pablo Yedlin (FdT) sostuvo que “este nuevo virus ha puesto en vilo a todo el sistema de salud mundial, con el desconocimiento de un tratamiento”. Además, el presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública, consideró que, ante la pandemia, “la posibilidad de transfundir plasma de un paciente recuperado es una alternativa”.

Luego, el jefe del bloque Pro, diputado nacional Cristian Ritondo, se manifestó a favor del proyecto al señalar: “Creo y entiendo que esto es un mensaje de la dirigencia política hacia la sociedad”. Y en referencia al consenso alcanzado, auguró: “Ojalá que éste sea el inicio de un camino para actuar con responsabilidad. Empezar a construir políticas de Estado después de esta pandemia”.

Finalmente, el titular del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, describió que “esto no es una vacuna, es un tratamiento que algunas veces sirve y puede que otras no”, al tiempo que afirmó: “Pero sí muchas veces sirve, vale la pena para que muchos argentinos y argentinas puedan atravesar la enfermedad con éxito”.

Compartinos: