Diputados nacionales de Cambiemos solicitaron hoy 08/11 el debate antes del fin del período ordinario de sesiones del proyecto de «Ficha Limpia», para impedir que personas condenadas por delitos de corrupción puedan presentarse a cargos electivos, no solamente en el ámbito político, sino también en los sindicatos y asociaciones civiles.

El proyecto obtuvo dictamen favorable el pasado 6 de agosto en las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia de la cámara baja y, de no tratarse antes del fin del período ordinario de sesiones, perderá estado parlamentario el 30 de noviembre, ya que ese día caen todos los despachos debido al recambio legislativo.

En ese sentido, la diputada mendocina Claudia Najul (UCR), sostuvo que se trata de una herramienta «necesaria para que los corruptos no ocupen una banca en el Congreso ni puedan representar a los trabajadores».

«Tenemos, otra vez, una oportunidad inmejorable de actuar con madurez republicana -más allá de las diferencias partidarias- y sacar con un amplio consenso una ley que nos beneficiará a todos», sentenció Najul.

En ese sentido, el radical Miguel Bazze -quien logró renovar su banca- puso de relieve que «debemos tratar y aprobar ahora en Diputados el proyecto de ley de ficha limpia. Avanzar decididamente contra la corrupción es un imperativo moral insoslayable».

Por su parte, la diputada de la UCR por Córdoba, Brenda Austin, aseguró que «seguimos insistiendo para que el Congreso trate de una vez los proyectos de ‘ficha limpia’. Ya vimos como perdió estado parlamentario en su momento. No queremos que pase de nuevo. Nos merecemos saber en una votación quienes están en contra».

El diputado mendocino del PRO, Federico Zamarbide, respaldó ese reclamo para avanzar en esta ley y manifestó que «los cargos electivos no sean refugio para delincuentes condenados».

Compartinos: