Diputados dio media sanción al primer paquete de gobierno de Alberto Fernández

La Cámara de Diputados discutió toda la noche para sancionar el primer paquete de gobierno de Alberto Fernández con afirmativos 134 votos afirmativos contra 110 negativos. El Frente de Todos contó con el apoyo de los diputados de los bloques de Consenso Federal y del bloque Unidad para el Desarrollo en la votación en general.

La sesión comenzó pasadas las 15 y con quórum de 131 diputados, la Cámara de Diputados de la Nación comenzó la sesión especial que debate el proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública, enviado por el Poder Ejecutivo Nacional.

En el recinto se pusieron a consideración los dictámenes de mayoría y minoría de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Legislación General. Ayer, distintos ministros y secretarios del gobierno nacional explicaron los detalles de la norma de Emergencia Pública ante los legisladores.

Como miembro informante del proyecto, el diputado Carlos Heller (Frente de Todos) detalló los objetivos de la iniciativa: declarar la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social. Heller también brindó números de la situación actual, que calificó como “dramática”, y los comparó con las estadísticas del año 2015.

En tanto, el diputado Darío Martínez (Frente de Todos), titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, dijo que “la economía y el tejido social están en una situación más que alarmante”. “La emergencia está en cada familia y en cada mesa de los argentinos, es la deuda interna que ha dejado el Estado con sus habitantes”, argumentó Martínez. “Generemos una herramienta y démosle a Alberto Fernández esta ley para poner en marcha al país,”, añadió.

En nombre del interbloque Juntos por el Cambio, Luciano Laspina, adelantó que no acompañarán el texto del Ejecutivo y que pedirán una “enorme cantidad de cambios” en la votación en particular. “Es un abuso lo que pretende este proyecto de ley, para declarar la emergencia se tienen que agotar todas las instancias que prevé la Constitución”, argumentó.

“No nos parece bien cerrar el Congreso en el altar de las necesidades del nuevo gobierno”, dijo Laspina. “Por supuesto que hay una crisis social y económica, pero eso no amerita cerrar la Constitución y darle la suma del poder público al presidente”, manifestó el diputado del PRO.

El diputado Luis Pastori, de la UCR, también criticó el proyecto y dijo que era “pésimo”. “Es un pretexto para otorgarle facultades excepcionales al presidente. Lamentamos que este sea el primer proyecto de la nueva gestión”, evaluó Pastori.

Por su parte, el diputado Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, cuestionó que “más que una ley de solidaridad social y reactivación productiva, esto es una nueva ley de plenos poderes para que el Ejecutivo haga lo que quiera”. Y criticó que “el gobierno pretende hacer creer que estamos en el 2001 o en la hiperinflación de 1989, y eso no es cierto”.

Además, Ferraro dijo que “no estamos dispuestos a delegar facultades propias del Parlamento, no vamos acompañar mayor carga tributaria para la sociedad, ni quita a los jubilados, y no vamos a meterle la mano en el bolsillo a los pequeños y medianos productores”.

Luis Contigiani, del Frente Progresista Cívico y Social, expresó que “estamos dispuestos a hacer un gran aporte, a establecer puentes para avanzar en una república con justicia social”, aunque aseveró que “hay cosas para corregir en esta ley, por ejemplo, la situación de los pequeños y medianos productores que no tienen nada que ver con los 10 mil sojeros que producen el 80% de la soja en Argentina”.

Por su parte, el diputado José Luis Ramón, titular del interbloque Unidad y Equidad Federal para el Desarrollo, señaló que “si bien el proyecto ingreso con la intención de tener la suma del poder público al presidente, tuvo cambios frente al planteo de los distintos bloques”.

Además, realizó cuestionamientos sobre el plazo de duración de la emergencia: “El plazo que le damos al presidente de la Nación no puede ser de un año”.

La diputada Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino, expresó que «necesitamos declarar la emergencia, aportaremos soluciones concretas y acompañaremos”. Sin embargo, advirtió que “no concederemos un cheque en blanco” al mencionar la delegación de facultades y adelantó que en el tratamiento en particular expondrá sus objeciones.

Desde el Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño adelantó el rechazo al proyecto de Solidaridad Social y Reactivación Productiva y pidió “atacar a los grandes grupos económicos y no a los trabajadores”. “El ministro de Economía dijo que los que generan inflación son los jubilados. De ninguna manera: son los grandes formadores de precios, los importadores, que venden en el mercado interno a precio de dólar”, justificó Del Caño.

En otro orden temático, antes de tratar el proyecto de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, se aprobó con 232 votos a favor, 1 negativo y ninguna abstención, el proyecto de ley que autoriza al presidente de la Nación a ausentarse del país cuando lo requiera.

También se aprobó, tras una votación a mano alzada, la resolución 5358/2019 para modificar del artículo 61 del Reglamento de la Cámara de Diputados, impulsada por la diputada mandato cumplido Mayra Mendoza. El texto modifica el nombre y la competencia de la actual comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia que se denominará: Familias, Niñez y Juventudes. En paralelo, crea una nueva comisión permanente llamada Mujeres y Diversidad.

Deja una respuesta