Proponen una alternativa al Decreto del congelamiento del precio de la nafta y el gasoil

La diputada nacional Liliana Alma Sapag del Movimiento Popular Neuquino (2017-2021) presentó un Proyecto de Ley exigiendo aplazar por 90 días la percepción del Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono establecido por Ley 23966.

La controversia generada por el dictado del Decreto 566/2019, que dispuso el congelamiento del precio de las naftas y gasoil por 90 días para evitar una segura escalada por los efectos de la devaluación, dio lugar a propuestas de todos los sectores involucrados con el fin de atenuar los efectos de la medida.

Desde el Gobierno ahora aseguran que estudian flexibilizar el dictamen, desregulando solo los productos Premium y la venta mayorista. Cuatro provincias en tanto, recurrieron a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que declare la inconstitucionalidad del Decreto, mientras que algunas petroleras analizan avanzar en el mismo sentido.

La legisladora Liliana  Alma Sapag  del Movimiento Popular Neuquino (2017-2021), por su parte, presentó un Proyecto de Ley (3940-D-2019) exigiendo aplazar por 90 días la percepción del Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono establecido por Ley 23966.

La Diputada  si bien afirma que comparte la necesidad de establecer momentáneamente un valor fijo para los combustibles a fin de acotar una espiral inflacionaria que depreciaría aún más el poder adquisitivo de la población, “cree equivocado” el camino del referido Decreto.

“La decisión del gobierno ha colocado en un serio riesgo la política energética que con el acuerdo de las empresas productoras de hidrocarburos, las asociaciones sindicales que representan a los trabajadores del sector y provincias productoras conjuntamente con el Gobierno Nacional habían logrado el establecimiento de una política sectorial que está logrando la exploración y desarrollo de la Formación Vaca Muerta”, puntualiza Sapag.

En ese sentido, plantea la suspensión por el mismo plazo de la percepción del Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono establecido por Ley 23966 al que históricamente se denomina Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

“Creemos que puede realizarse un esfuerzo compartido entre las provincias y la nación y al suspender este impuesto por un breve lapso de tiempo, estamos protegiendo el poder adquisitivo de nuestros conciudadanos y las inversiones que producen con los recursos de nuestro suelo trabajo y riqueza”, precisa.

“No cuestionamos el evitar el traslado abrupto de la devaluación al precio del combustible. Nosotros defendemos los empleos y los recursos de los habitantes de nuestra provincia y estamos convencidos de que eso no es incompatible. Por eso formulamos esta propuesta global”, concluyó la parlamentaria.

 

Fuentes propias

Deja una respuesta