Diputados repudió la militarización británica en Malvinas

Previo a comenzar el tratamiento del proyecto de ley para nacionalizar el servicio de los ferrocarriles, el pleno de la cámara baja inició la sesión especial expresando sobre tablas su “más enérgico repudio” a la decisión del gobierno del Reino Unido de incrementar su presencia militar en el Atlántico Sur por suponer una amenza argentina sobre las Islas Malvinas.

Los legisladores declararon como «lamentable y llamativa, la intención del gobierno británico de utilizar la Cuestión Malvinas como un tema de política interna”. El articulado afirma que la actitud beligerante de Gran Bretaña se enmarca «en la negativa sistemática por parte del gobierno británico de sentarse a discutir de forma pacífica la cuestión de soberanía de las islas Malvinas”.

A su vez, resalta el posicionamiento del Estado nacional de desarrollar la disputa por vías diplomáticas, a la que calificaron como «una política de Estado sostenida por todas las fueras políticas de nuestro país y apoyada por innumerables resoluciones y declaraciones de los más representativos organismos internacionales”.