Diputados| Se reactivó el debate del Proyecto de «Etiquetado Frontal de Alimentos»

Durante la jornada, un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, reanudó el debate en busca del dictamen para el proyecto de ley en revisión de promoción de la alimentación saludable, etiquetado informativo y visible y prohibición de publicidad de bebidas analcohólicas envasadas que contengan sello de advertencia.

Vale recordar que el pasado 6 de abril finalizaron las exposiciones de los representantes de las empresas, médicos y especialistas en obesidad.

Las comisiones de Legislación General, Acción Social y Salud Pública, Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia y de Industria, centraron la discusión en torno a si se incluirán (o no) las reformas al proyecto votado por el Senado, solicitadas por algunas actividades para que se los excluyeron del etiquetado frontal en el que se advierte los altos niveles de azucares y grasas.

Al comenzar la reunión, Moreau agradeció los saludos de los diputados de todos los bloques por la muerte del ex ministro Mario Meoni, quien falleció el viernes pasado en un accidente de transito.

«Estamos viviendo un momento muy difícil, después del fallecimiento de Mario Meoni. Nos parece que la mejor formar de recordarlo y homenajearlo es seguir trabajando», agregó.

Al abrir el debate, Moreau aclaró que hoy «no se emitirá dictamen, sino que se avanzará en la discusión en un tema que atraviesa transversalmente a los bloques».

Por su parte, la radical Brenda Austin, señaló que «Argentina no escapa a un problema que vive todo el mundo entero que es la obesidad. Seis de cada diez personas adultas en nuestro país tienen problema de sobrepeso u obesidad, y lo mismo sucede con cuatro de cada diez niños».

Dijo que se deben avanzar en la ley para que «los niños y niñas no sean carne de cañón de estrategias publicitarias que tiendan a tratar de incentivar el consumo de alimentos que no son saludables para su desarrollo».

La legisladora del Frente de Todos, Daniela Vilar, pidió «trabajar sobre esa media sanción del Senado para no dilatar el proceso en el que estamos» y avanzar con esa iniciativa que tener «una alimentación sana, segura, saludable y soberana».

Dijo que en la actualidad «los niños y niñas que viven en contextos de pobreza tienen 31% de sobrepeso o malnutrición, esto debe alarmarnos en el contexto de un país con un alto porcentaje de niños por debajo de la línea de pobreza».

A su vez, el diputado del Frente de Todos Eduardo Fernández señaló que «como miembro de la Comisión de Industria, quería destacar que la salud es un tema prioritario. La ley debe incorporar el acompañamiento de nuevas tecnologías y asistencia crediticia, para que el sector de la economía este contemplado».

Por su parte el radical Federico Zambardibe señaló que «no existe libertad de mercado si no existen consumidores debidamente informados, y el espíritu del proyecto es buscar eso»

En tanto, la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño señaló que en la Argentina existe un «régimen de rotulado que muestra información en una tabla que no es de fácil comprensión y por eso esta ley una ley que posibilite una clara información al consumidor.»

El diputado de Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, dijo que desde su sector «Nosotros apoyamos este proyecto y proponemos que este se firme con urgencia este dictamen».

La reunión estuvo encabezada por la titular de Legislación General, Cecilia Moreau (Frente de Todos), junto a sus pares de Acción Social y Salud Pública, Pablo Yedlin (FdT), de Defensa del Consumidor, Diego Mestre (Juntos por el Cambio), y de Industria Alejandro Garcia (JxC).

El proyecto, que cuenta con sanción del Senado, busca advertir a los consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de dar información clara, oportuna y veraz.

Además, procura promover la prevención de la malnutrición en la población y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

Tras su paso por el Senado, la iniciativa comenzó a debatirse el año pasado en varias reuniones informativas aunque no se logró avanzar en el dictamen.

De aprobarse el proyecto, los productos que sobrepasen los límites fijados por el organismo deberán tener en el frente de sus envases una etiqueta octogonal negra, con borde y letras de color blanco, que advierta sobre el exceso del nutriente crítico que corresponda en cada caso.

Deja una respuesta