Con la visita de funcionarios, el oficialismo despachó el proyecto de Inteligencia

funcionarios inteligencia
Mena, Zanini, Domínguez y Parrilli en el plenario

El secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli y el subsecretario, Martin Mena, acompañados por el secretario de Legal y Tecnica, Carlos Zanini y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez se acercaron al plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Seguridad Interior al mando de los kirchneristas Diana Conti, Graciela Gianettasio y Carlos Kunkel respectivamente, el Frente para la Victoria el proyecto que tiene media sanción del Senado.

El Frente para la Victoria pospuso la firma del dictamen para que los funcionarios pudieran concurrir a exponer este miércoles. La oposición por su parte sumó seis diputados presentes, a diferencia de la primer jornada en la que solo un diputado había presenciado la reunión. La Coalición Civica liderada por Elisa Carrió, el FIT, el bloque de Compromiso Federal y el monobloquista Eduardo Santín.

El viernes el oficialismo debatió por más de dos horas articulo por articulo el proyecto que ayer mismo sancionó con modificaciones la Cámara alta. En el plenario la oposición tomó la misma postura que en el Senado y se ausentó al debate. Solo el diputado del FIT, Nicolas del Caño (Mendoza), presenció el tratamiento y reclamó por la «apertura irrestricta» de los archivos de la exSide.

Al finalizar el debate, la presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales, pidió a sus pares votar un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles 18 para darle «la oportunidad a la oposición de participar del debate». Justamente el mismo 18 en que se realizará la «marcha del silencio» convocada por un sector de la justicia.

La iniciativa consiste en un proyecto de reforma del sistema de inteligencia- En primer lugar, el proyecto disuelve la Secretaria de Inteligencia conocida como SIDE, “el cambio de nombre no significa nada si no se modifican las prácticas”, dijo sobre esto Cristina Kirchner.

En su lugar se creará una Agencia Federal de Inteligencia, a cargo de un director general y un subdirector designados por el Poder Ejecutivo que requerirán acuerdo del Senado y pasará a depender de la Procuración General de la Nación, al mando de Alejandra Gils Carbó.

Según dijo la presidente el proyecto busca “transparentar un tema que evidentemente no ha servido a los intereses nacionales”, explicó.

El proyecto también clasifica la información según sea confidencial, secreta, reservada o pública, y al mismo tiempo se crean bancos de protección de datos y archivos de inteligencia.

 

Deja una respuesta