El ministro de economía, Nicolás Dujovne, explicó en el Congreso los alcances y objetivos del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y adelantó que en marzo del año que viene enviará un proyecto al congreso para modificar la carta orgánica del banco central.

Acompañado por su equipo de asesores y al lado del presidente de la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa, el senador por Formosa, José Mayans, Dujovne explicó los hechos que motivaron la concurrencia del país al Fondo Monetario Internacional.

El ministro comenzó su exposición diciendo que “desde hace dos años y medio los argentinos decidimos tomar un rumbo de crecimiento sostenido para expandir la base productiva y erradicar la pobreza de manera definitiva”.

Destacó que “ese camino requiere de inversión, tanto fija en maquinarias como en recursos humanos. Así fue que la inversión fue el motor de crecimiento desde el año 2016 hasta hoy y para que el inversor continúe invirtiendo es necesario tener una economía ordenada, baja inflación y equilibrio fiscal. Para eso también es fundamental tener una economía integrada al mundo ya que si nos cerramos y pretendemos crecer solo con el mercado interno, para una economía como la nuestra es una condena a la mediocridad y al fracaso”.

Luego de entregar cifras de crecimiento de la economía durante los años 2016 y 2017, el ministro se refirió a las dificultades que “atravesamos a partir de abril (de 2018)”. En este punto, destacó que se conjugaron varios factores, entre ellos, la suba del precio internacional de la soja, el aumento internacional del precio del petróleo y la suba de las tasas de interés en el mundo.

El ministro resaltó que “la suba de las tasas de interés internacional comenzó a generar volatilidad en los mercados, la apreciación del dólar y la salida de fondos de los países emergentes. En el caso de la Argentina, donde no habíamos logrado corregir los desequilibrios heredados de la administración anterior, con un alto déficit fiscal y con un mercado de capitales raquíticos también producto de la huida de capitales y la represión financiera de tantos años, en donde los ahorristas recibían tasas de interés inferiores a los de la inflación, quedamos expuestos. En ese contexto tomamos la decisión de complementar nuestro programa económico con la ayuda del FMI. Estos fondos vienen a complementar el camino que veníamos llevando. No es una imposición del Fondo Monetario”.

Dujovne aseguró que “el tamaño del desembolso de 50.000 millones de dólares es inédito. No existe un programa tan grande. Es un reconocimiento al esfuerzo que ha hecho la Argentina y continuará haciendo, con un programa sólido diseñado para que el país pueda crecer sobre bases permanentes”.

El funcionario subrayó la inclusión, en el acuerdo, “de una cláusula inédita, de protección social, que permite incrementar el gasto en programas directamente vinculados con la lucha contra la pobreza en caso de ser necesario, sin que ello impacte en las metas fijadas”.

Además de confirmar que el 15 de septiembre presentará el proyecto de presupuesto para el que espera contar con el consenso de todos los bloques legislativos, adelantó que “en relación a la modificación de la Carta Orgánica del Banco Central, nosotros hemos tomado la decisión de que el banco no financie más al Tesoro y de esa manera, disminuimos fuentes de creación de dinero, lo que nos permite ser más consistentes en la lucha contra la inflación”.

El ministro aseguró que “esto que ya lo estamos haciendo hoy, queremos plasmarlo en una ley, con lo cual estaremos trabajando en los próximos meses con ustedes porque estaremos enviando un proyecto antes del mes de marzo (de 2019)”.

Compartinos: