El anuncio sobre el Servicio Cívico Voluntario que impulsa el Gobierno generó molestias y polémica por parte de algunos sectores políticos, pero otros catalogaron el proyecto como un plagio. Alfredo Olmedo, diputado nacional, aseguró que el programa impulsado por Patricia Bullrich «es una mala copia», y aseguró que la idea original es de él, pero que al ser voluntario «no va a funcionar». Otros de los que criticó el programa el diputado nacional por Mendoza Guillermo Carmona, que aseguró que «no da resultados positivos». También la candidata a legisladora porteña Ofelia Fernández también criticó el programa y lo tildó de «escandaloso», mientras que el nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, que expresó que: “una colimba encubierta». Por su parte, la ministra Bullrich defiende el proyecto.

_____________________________

No es una idea nueva pero si genera polémica.

Servicio Cívico Voluntario, servicio miltar o colimba encubierta, cualquiera de las 3 frases parecieran por estas horas sinónimos.

Y es que desde que se conoció el nuevo plan impulsado por el Gobierno nacional, que propone un «Servicio Cívico Voluntario en Valores» a cargo de la Gendarmería, se abrió un amplio y encendido debate sobre si la medida es correcta o no, y en ese contexto hay quienes salieron a decir que el proyecto «es una copia barata».

No pasa desapercibido por su ya conocida campera ‘amarillo pollito’, pero sobre todo por las palabras que dispara, y sobre el proyecto que impulsa la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, el diputado nacional Alfredo Olmedo aseguró que el macrismo «se copió» -y mal- la idea de que los ciudadanos argentinos hagan una especie de servicio militar.

Sus declaraciones las realizó en una entrevista radial con FM Capital, en la que sostuvo que copiaron su proyecto «entero» pero que lo «copiaron mal». «Si lo ponen voluntario no va nadie. Tengo 753 proyectos, si los leen todos, les aseguro que el país sería distinto», detalló el legislador.

«Lo que pasa es que estamos en elecciones y el Gobierno mandó a medir; vio que el 80% a nivel país está de acuerdo y lo hicieron», agregó Olmedo.

Incluso, el servicio militar obligatorio estaba propuesto por Alfredo Olmedo no solo en su campaña por la banca del Congreso, sino durante lo que fue su intensa pero muy breve campaña con miras a la presidencia, en la que mostró un spot en el que se veía a varios jóvenes tomando alcohol o drogas, robando, y a una madre desesperada por la vida sumergida en adicciones a la que está sometida su hijo.

Luego, vestidos de verde militar, Olmedo los ‘cambia’ obligados a ser parte del servicio, donde muestra que se recuperan del mundo de las adicciones.

Aunque también afirmó que «el más original siempre seré yo», puede que tema porque lo sigan copiando, y basado en su hipótesis en la que cree que el Gobierno, basado en encuestas, tomó ‘prestado’ el proyecto del servicio voluntario, pueden copiar también propuestas muchísimo más polémicas, pero que a su juicio, «la población apoya».

«Ahora capaz sacan la castración, si es que se dan cuenta que el 90% de la población está a favor”, disparó el diputado nacional. Sobre este proyecto el legislador piensa en: «Castración química al abusador y física al que violó» esa es la promesa del diputado Alfredo Olmedo.

«¿Qué le pasaría a cualquier de acá si les violan a una de sus hijas? Hay que preguntarle al común de la gente. Ellos piden la pena de muerte. El político parece que está en contra de lo que quiere la gente», expresó en una oportunidad durante una entrevista televisiva el diputado Olmedo.

El rechazo al proyecto fue extenso, y en esa línea quien también criticó la medida fue el diputado nacional por Mendoza Guillermo Carmona salió al cruce y alegó: «No produjo resultados positivos y fue una experiencia duramente criticada desde distintos sectores de la sociedad«, alegó.

Sin embargo, el senador Julio Cobos trató de defender el proyecto que implementó durante su periodo como gobernador. El senador radical explicó que lo impulsó para «reincorporar en el sistema a los que abandonaban la secundaria» y defendió la propuesta del Gobierno, aunque pidió que el programa quede a cargo de Educación. “Por lo que me dijo la ministra (Bullrich), esto surge como iniciativa del Ministerio de Seguridad. Cada vez que me veía me decía: tenemos que implementar algo parecido a lo que hiciste en Mendoza. Yo le dije que debía ser manejado por el Ministerio de Educación», dijo Cobos.


«No descarto que esto sea una prueba piloto para que después surja una ley más amplia que pueda aportar mayores resultados.”, agregó en su cuenta de Twitter.

El diputado Agustín Rossi también disparó contra el Servicio Cívico Voluntario: “No se entiende qué quiere hacer el Gobierno con esto ¿Por qué un gendarme estaría en mejores condiciones de educar y capacitar que un maestro? Si el problema son los ni-ni, ¿por qué no utilizan los dos ministerios que están destinados a eso, que son Desarrollo Social y Educación? No pareciese que se tendría que usar el recurso de Gendarmería en otro sentido que no sea su objetivo o misión principal. Tiene mucho tufillo electoral esta medida, pero no tiene ningún tipo de sentido. Ni la Gendarmería está capacitada para mantener a los chicos. Tienen que tener otro tipo de acercamiento por parte del Estado a través de ámbitos de formación de oficios”, disparó el diputado del FPV-PJ.

Desde Consenso Federal, Graciela Camaño fue lapidaria: «Es un acto de proselitismo político. A los jóvenes hay que ofrecerles una buena educación y oportunidades laborales. Ninguna de las dos cosas hay hoy, entonces te inventan un chino para la campaña».

Por su parte, la diputada Victoria Donda también criticó la medida: «La ministra Bullrich quiere que la Gendarmería eduque a les jóvenes. Eso pasa cuando fracasan tus políticas económicas y educativas. ¿No pensaron en generar empleo o dejar de recortar en Educación? Eso puede andar mejor«, cuestionó en Twitter.


El servicio cívico voluntario «es escandaloso. Es una colimba encubierta«:

Otra figura que genera polémica y que se metió en la agenda política argentina es la candidata a legisladora porteña, Ofelia Fernández, que con tan solo 19 años, opina de los temas más complejos y delicados de la actualidad del país.

El servicio cívico voluntario Fernández lo tildó de «escandaloso». Fue en una entrevista radial con El Destape.

«Es vergonzoso, todavía estoy un poco en caliente porque es un Gobierno que parece que no tiene ninguna política más para la juventud, me parece que es muy fuerte que la única sea esa, sobre todo por la historia acumulada Argentina. Mientras no hay presupuesto educativo y mientras cae año tras año en la Ciudad, y hemos visto como ha caído en Nación… la verdad no entiendo la estrategia de marketing de ellos, no solo es raro, es grave, yo estoy preocupada», sentenció la joven.

Otro que criticó el programa fue el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que expresó que: “una colimba encubierta, los valores democráticos se construyen en la Escuela pública”, dijo en el programa Maldita Suerte que se emite por FM La Patriada.

Bullrich se defiende:

Ante el revuelo que generó el anuncio en la opinión pública, las preocupaciones también llegaron al gabinete nacional, aun cuando la iniciativa tuvo el aval del Presidente Mauricio Macri. Ante los cuestionamientos, la ministra Patricia Bullrich se defendió:

«No es volver a la colimba y nadie estará armado, ni durante las actividades ni tampoco alrededor de las áreas de capacitación… El entrenamiento es físico, todo el personal de Gendarmería que esté con los jóvenes va a estar desarmado, no habrá armas y algunos estarán uniformados y otros no, porque también hay docentes, pero todos desarmados, incluidos los gendarmes», puntualizó.

Compartinos: