El blanqueo de capitales es “hacer un Frankenstein o un engendro para favorecer a los evasores”

En el marco de la discusión acerca del ‘blanqueo’ de divisas que el Senado está desarrollando, el titular del Banco Ciudad Federico Sturzeneger se manifestó con dureza contra el proyecto de ley presentado por el equipo económico del Gobierno Nacional.

Sturzenegger indicó que esta herramienta financiera es un “giro en el discurso” oficialista. Señaló que “hay que pensar en las señales y en la consistencia del mensaje”. Al respecto recordó “durante dos años escuchamos a presidenta de la Nación decirles a los argentinos que había que ahorrar en pesos. Ahora se beneficia al que no le creyó y el que hizo lo contrario”.

El presidente del Banco Ciudad explicó que esta iniciativa puede recaudar pocos miles de millones de dólares, que a su opinión es despreciable en comparación a la operación económica frustrada con la minera brasileña Vale.

Sturzenegger calificó al Cedin como una segunda moneda pero dolarizada. “Es un bono convertible. Hay muchos elementos que son contrarios al relato del kirchnerismo. Es un patacón verde convertible y no es más que eso”. En tanto que describió al bono Baade como “una emisión de deuda”.

Aseveró que para él, es inexplicable el fundamento de esta ley desde los principios técnicos y económicos: “No hay manera de entender cuál es la lógica detrás de esto a no ser que sea favorecer a algún particular”.

Su presentación terminó con un contrapunto con el moderador, el senador Aníbal Fernandez (FPV), acerca de cómo se debían resolver los problemas en el futuro. El referente kirchnerista lo criticó por recomendar una devaluación de cuarenta puntos. El orador se defendió diciendo que no había dicho eso, pero Fernandez había grabado su discurso con su celular y lo reprodujo. Entonces, Sturzenegger se corrigió y afirmó que si las políticas actuales continúan profundizando el rumbo que lleva el país será inevitable tal devaluación.

Deja una respuesta