El discurso de De Vido: «Están violentando la constitución para cumplir la orden de echarme de mi banca»

El ex ministro de Planificación tuvo su momento para hablar en la sesión en la que se está debatiendo justamente su expulsión de la Cámara de Diputados por inhabilidad moral. Se definió como «blanco de un plan sistemático de marketing», y sentenció tajante que ese «plan de destrucción» se debe al proyecto político al que pertenece: «Un modelo social nacional, un modelo de pensamiento y sentimiento nacional, que está en las antípodas de este modelo liberal, conservador, expoliador de todas las libertades y genocida de todos los derechos de los argentinos.»

El diputado nacional por el Frente para la Victoria aclaró que no iba a «hacer defensa», porque no «era legítimo» por lo que se le acusaba, y disparó: «Sepan que la forma en que están siendo planteados y llevados a la justicia esos temas tienen la misma liviandad con la que se discutió, en estos días, ante la Comisión de Asuntos Constitucionales, el encuadre legal de mi destitución. Nulo, vacío, inconsistente, arbitrario, revanchista, sin acuerdo si quiera entre ustedes. mismos, violentando gravemente la Constitución Nacional y la institucionalidad, solo buscando las mayorías necesarias para llevar adelante una instrucción precisa que les dio el Poder Ejecutivo Nacional: Echarme de mi banca».

De Vido también afirmó creer en la Justicia y siempre «haber actuado de la mano de la ley», y sostuvo que las acciones en la justicia «armado a espaldas del recinto y en tándem con los poderes mediáticos» iban a «aclarar el sentido y la razón» de sus acciones como Ministro y confirmar así su «acierto y validez».

Además, el ex ministro enumeró las tareas de las que fue responsable desde su asunción en el año 2003 y afirmó que se ha «nutrido de información» a las Comisiones Bicamerales de Seguimiento de las Privatizaciones y a las Comisiones Bicamerales de Renegociación de los Contratos de Obras y Servicios Públicos, y agregó: “Lamentablemente toda esta gestión de años hoy sólo me sirve para defenderme ante la Justicia”.

También aseveró con firmeza, ante los gritos de otros legisladores: «Quiero que todos sepan con claridad que me he presentado ante cada requerimiento de la Justicia y que nunca me amparé en mis fueros parlamentarios».

Y cerró: «Sepan que ningún argumento mentiroso, ningún arreglado y oscuro encuadre inconstitucional, violatorio de los más elementales principios del derecho y por tanto nulo de toda nulidad, podrá borrar el voto del pueblo de la Provincia de Buenos Aires, que me honro con ser su representante ante este Parlamento. Porque ese voto hace parte de mi vida política, porque ese voto hace parte de mi trayectoria política en el peronismo y de mi trabajo decente durante treinta años».

Ante ese cierre, el bloque del Frente Para la Victoria lo aplaudió de pie.

 

Deja una respuesta