Durante la reunión de la Comisión Bicameral Investigadora sobre la “Desaparición, Búsqueda y Operaciones de Rescate del ARA San Juan” prestó testimonio el Comodoro de Marina Esteban José Zembo, quien al momento de la desaparición del submarino desempeñaba funciones como director general de Inteligencia de la Armada.

En su presentación, Zembo, un ex veterano de la guerra de Malvinas, informó que se encuentra en situación de retiro desde abril del 2018. Sobre la posibilidad de que al momento de su desaparición, el Ara San Juan estuviese realizando una misión de espionaje, negó que a bordo del buque haya habido agentes de inteligencia con la misión de reportar a supuestos buques de guerra extranjeros.

En ese sentido, remarcó: “No recibí ninguna orden -ni del poder político ni de la Armada- sobre la realización de ninguna operación de inteligencia”. Y en el mismo sentido remarcó: “Tampoco desde mi Dirección salió una orden, ya que esto solo era en el marco de un plan de adiestramiento”.

Esteban Zembo indicó: “A partir del 2017 empezamos a desplegar personal de inteligencia en los submarinos”, ya que –indicó- “en ese año se empezó a usar el Ara San Juan para patrullar el mar”.

Además, el Comodoro de Marina hizo un breve relato sobre sus funciones y dio detalles sobre los planes de adiestramiento que realizan los buques y explicó que “la práctica real se efectúa en el mar y cada buque que se despliega y hace una patrulla del control en el área, debe llevar personal de inteligencia a bordo”, tal como sucedió con el Ara San Juan.

Además, respecto a la base de datos de la Dirección de Inteligencia, Zembo indicó que “ir al mar nos permitía actualizar esa información a través de una fuente directa de observaciones de la zona de operaciones”.

En la Comisión Bicameral, presidida por el senador José Ojeda, se valoró, por otra parte, el “apoyo de las armadas extranjeras” ante la desaparición del ARA San Juan. “Las armadas extranjeras apoyaron la búsqueda y se acoplaron a nuestro trabajo para una tarea más eficiente”, subrayó Zembo.

Compartinos: