El FpV necesitó de diputados opositores para habilitar la sesión por YCF

El Frente para la Victoria no pudo garantizar en soledad el número necesario para habilitar la sesión de este jueves donde se tratara un temario de más de 80 proyectos. El FIT, la Unidad Popular, Libres del Sur (Victoria Donda) y un puñado de monobloques acercaron el quórum mínimo de 129 legisladores presentes. La intención es convertir en ley la normativa que crea Yacimientos Carboniferos Ficales S.A.

El temario incluye un proyecto que dispone la expropiación del Hotel Bauen y otro proyecto complementario a la Ley de Deporte sancionada este año con la intención de darle financiamiento (con recursos del impuesto al cheque).

Se avanzará en la incorporación de una “cláusula de conciencia” al Estatuto del Periodista y en un proyecto para que los trabajadores de empresas de telecomunicaciones acuerden con los empresarios la distribución de ganancias, que deberá ser definida entre las dos partes en las negociaciones paritarias del sector.

Además, se convertirá en ley un proyecto que regula los honorarios profesionales de abogados, procuradores y auxiliares de la Justicia Nacional y Federal y media sanción a una indemnización para ex-trabajadores de la Petroquímica General Mosconi, y un beneficio para exempleados de Gas del Estado que implicará una erogación total es de 1.160 millones de pesos.

 

YCF

Se trata de una iniciativa del Poder Ejecutivo para crear una sociedad del Estados que se encargue de administrar la explotación de carbón en Río Turbio, Santa Cruz. El articulado prevé que la SE absorba los pasivos de la empresa que actualmente realiza la fajina, Yacimientos Carboníferos Río Turbio SA.

El último proyecto de ley fuerte de Cristina Fernández como presidenta busca recrear la empresa Yacimientos Carboníferos Fiscales que tuvo origen en 1958 y fue privatizada a raíz de la aplicación de la Ley de Reforma del Estado.

La sociedad que busca estipular esta ley absorverá el control del yacimiento, del complejo ferroportuario y de la Central Termoeléctrica a Carbón (CTRT), ubicados en la provincia de Santa Cruz, que deberá adherir a la ley nacional.

El texto prevé que el Estado reciba los bienes y el personal dependiente de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, pero también deberá hacerse cargo de todos los pasivos que registre al momento de la transacción la empresa privada.

La nueva empresa, de prosperar la redacción actual, gozará de los derechos exclusivos de “exploración, explotación, comercialización y exportación del carbón y sus derivados directos e indirectos y de generación de la energía producida a través de la Central Termoeléctrica”.

El articulado declara “de interés nacional el desarrollo de la exploración y explotación del carbón mineral y sus derivados, como recurso para la generación de energía eléctrica”.

El directorio de la compañía estaría compuesto por un presidente, un vicepresidente, tres directores ejecutivos, dos directores en representación del Estado Nacional, dos en representación de Santa Cruz y uno por los trabajadores.

 

Deja una respuesta