El FPV solicita una sesión especial «urgente» a raíz de los Panamá Papers

Desde la bancada del Frente Para la Victoria en la cámara baja solicitaron a las autoridades de Diputados  que convoque urgentemente a una sesión especial una sesión especial. El objetivo es el tratamiento de un proyecto de ley para estipular la creación de una comisión investigadora de sociedades offshore.

A su vez, el bloque que preside Héctor Recalde (Buenos Aires) exigió la renuncia de la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso. Indicaron que el reclamo se debe a que defendiera inmediatamente al presidente tras conocerse su participación en una sociedad offshore. Contrastaron la actitud de la ex legisladora del PRO con su rol como funcionaria pública y su obligación de investigar la posible comisión de un acto de corrupción.

Al respecto, el kirchnerismo elevó una iniciativa para que la Oficina Anticorrupción esté en manos la primera minoría de la oposición y la vicepresidencia de la segunda minoría, y que su titular sea indefectiblemente un abogado, condición que tampoco cumple Laura Alonso.

Asimismo, solicitaron la remoción del embajador ante Panamá, Miguel Torres del Sel. Pidieron para poner en su lugar a «un funcionario de carrera que no tenga vínculos políticos con el gobierno».

«Consideramos que la gravedad de las revelaciones exige una urgente y exhaustiva explicación por parte del Presidente sobre su participación en estas sociedades offshore y las razones por las cuales omitió estos datos en sus declaraciones juradas», comunicaron.

Por otra parte, manifestaron que si bien creen en el principio de inocencia del jefe de Estado, necesitan «se disipe la nube de sospecha que envuelve al presidente Macri». Y cuestionaron las explicaciones que dio hasta el momento: «Su argumento de que no fue accionista poco aporta al esclarecimiento, porque en las offshore las acciones no son nominativas y los dueños formales nunca aparecen. Los dueños se conocen a través de las autoridades, en este caso Mauricio Macri, su hermano y su padre».

Además, indicaron que «Macri ya estuvo involucrado en otras offshore: Una de ellas constituida en Uruguay en 1995 y con aparentes vinculaciones con el contrabando, que mereció la condena de la Cámara penal de San Martín y la absolución de la Corte Suprema de la mayoría automática menemista; otra Kagemusha S.A., formada en 1981, que aún hoy continúa operando y de la cual Macri también es director».

Deja una respuesta